La diferencia entre lavanda y lavanda para cocinar

Escrito por marlene affeld | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La diferencia entre lavanda y lavanda para cocinar
La lavanda es un toque fragante para el jardín. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

Natural de la costa mediterránea, la lavanda, también conocida como lavanda común, lavanda inglesa, lavanda francesa o lavanda de jardín, se cultiva mejor en climas suaves y en lugares soleados. Crecen bien en Estados Unidos, Australia y el sur de Europa. La lavanda es un arbusto con muchas ramas, pequeño y perenne, que llega a una altura de entre 20 y 24 pulgadas (50 y 60 cm) en su madurez. Las raíces fuertes y leñosas soportan ramas cubiertas con follaje verde grisáceo. Las hojas son oblongas, estrechas y ahusadas. Las flores son de color lavanda pálido y muy olorosas, emanando un dulce fragancia herbácea. Siendo una hierba muy versátil, las aplicaciones de la lavanda sólo pueden limitarse por la imaginación y puede usarse tanto con propósitos cosméticos como culinarios.

Otras personas están leyendo

Aplicaciones en cosmética

Las especies de lavanda incluyen Lavandula angustifolia, Lavandula latifolia y Lavandula officinalis. Su nombre deriva de la palabra latina lavera, que significa lavar. Está disponible para comprar en línea o de cultivadores o distribuidores locales como aceite esencial, extractos, té o tintura. La lavanda fresca es fácil de cultivar en un jardín casero o de comprar a un cultivador. La Lavandula angustifolia, de sabor acre, es un preciado ingrediente en jabones, geles de baño, lociones, champús y bálsamo labial.

La diferencia entre lavanda y lavanda para cocinar
La esencia de la lavanda calma y relaja. (Tay Jnr/Digital Vision/Getty Images)

Sazonador culinario

La lavanda, un miembro de la familia de la menta, es una hierba versátil, usada en la preparación de alimentos. Agrega color y se sirve como guarnición en diversos platos. El sabor de la lavanda mejora frutas, ensaladas, postres o carne. La lavanda de la Provenza o la inglesa (augustifolia) le da un delicado sabor a los platos sin el perfume fuerte que tienen otras variedades de lavanda. Un leve toque de lavanda resalta el sabor los jugos y el sabor de un filete guisado. La lavanda es especialmente sabrosa cuando se combina con fruta y queso. Le agrega sabor a comidas blandas y es la esencia de un té delicado. El ligero aroma y sabor de la lavanda para cocinar complementa sorbetes, salsas dulces, postres y helados.

La diferencia entre lavanda y lavanda para cocinar
El té de lavanda tiene un sabor herbáceo y persistente. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Cultivo

Todas las variedades de lavanda se cultivan en suelos soleados y bien drenados. Requiere 1 pulgada (2,5 cm) de agua por semana, prosperando en suelo rico en nutrientes y húmedo. Enriquece el suelo con compostaje orgánico antes de plantar. La lavanda es una hierba perenne. Coséchala cuando los primeros brotes empiecen a abrir. Córtalos y átalos en ramos. Cuélgalos para secar con las flores hacia abajo en un lugar fuera del sol directo. Dales adecuada ventilación. La lavanda tiene tendencia a enmohecerse si se seca sobre una superficie horizontal.

La diferencia entre lavanda y lavanda para cocinar
La lavanda es fácil de cultivar y es una perenne fuerte. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Pureza

Los aceites esenciales se obtienen de plantas aromáticas por diversos métodos de extracción incluyendo el agua y la destilación al vapor, la hidrodestilación, la destilación por vapor directo o la extracción por solvente. Elige aceite de lavanda puro, orgánico certificado o elaborado artesanalmente, de grado terapéutico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles