Cómo evitar las algas recurrentes en acuarios

Escrito por brenna davis | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar las algas recurrentes en acuarios
Las algas recurrentes son un problema común en los acuarios. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las algas son una parte natural del ecosistema de un acuario y crecen incluso en acuarios en buen estado. Pequeñas cantidades de algas, algas verdes en particular, no son peligrosas. Las algas está estrechamente relacionadas con las plantas y pueden descomponer los residuos del acuario. Sin embargo, un crecimiento excesivo de las algas puede enturbiar el agua en un acuario y privar a plantas y peces de nutrientes y oxígeno. Las algas recurrentes que crecen en grandes cantidades suelen ser consecuencia de una deficiente práctica pecuaria y se puede remediar con pequeñas alteraciones en el ecosistema del acuario.

Otras personas están leyendo

Oxigenación

Las algas verdiazules, que son una cianobacteria, prosperan en ambientes con poco oxígeno. Por lo general crecen en la superficie del agua o adheridas a las plantas y se llaman así por su tinte verde-azulado. Añade un difusor de aire a tu acuario para proporcionar oxigenación adecuada. Esto es especialmente importante para los acuarios que están completamente cubiertos y no tienen mucha circulación de oxígeno. Incluso si las algas siguen creciendo, el daño que causan es minimizado por el aumento de la oxigenación de una piedra aireadora. Para oxigenación adicional, considera incluir plantas acuáticas comestibles a tu acuario.

Agua estancada

Muchas variedades de algas crecen mejor en aguas estancadas. Los acuarios grandes con mínima filtración son particularmente susceptibles a estas variedades de algas. Maximiza las corrientes de agua mediante la inclusión de una cascada en medio del acuario o aumentando el número de filtros de agua. Aumentar la filtración también puede ayudar a filtrar los desechos y nutrientes que estimulan el crecimiento de algas.

Luz

Los peces necesitan luz para crecer y muchos propietarios de peces dejan las luces encendidas en sus acuarios de todo el día. Debido a que las algas crecen mejor cuando se exponen a la luz, esta práctica puede resultar problemática. Pon un temporizador a las luces del acuario y deja las luces encendidas durante un máximo de 10 a 12 horas cada día.

Síndrome del tanque nuevo

Los acuarios de peces recién establecidos son especialmente susceptibles a un exceso de algas. Este problema generalmente se resuelve por sí mismo conforme el acuario se estabiliza y establece su propio ecosistema. Mientras tanto, utiliza un raspador de algas para eliminar la acumulación de algas en los ornamentos del tanque y en el vidrio.

Cambios de agua

Cambiar el agua con demasiada frecuencia o muy pocas veces puede causar algas. Cambia el 25 % del agua de tu acuario cada una o dos semanas, dependiendo de la claridad del agua. Cambiar mucha agua con demasiada frecuencia puede alterar el ecosistema en el acuario, lo que resulta en el síndrome del tanque nuevo y el crecimiento de algas. Los cambios de agua poco frecuentes, por el contrario, favorecen la acumulación de residuos con los cuales se alimentan las algas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles