Qué hacer para evitar que los alimentos se echen a perder

Escrito por sarah dewitt ince | Traducido por maggie de medina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Qué hacer para evitar que los alimentos se echen a perder
Señales de descomposición incluyen magulladuras, textura blanda y malos olores. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Utiliza utensilios y contenedores de cocina para asegurarte que tus alimentos se conserven frescos. Tomar las medidas previsoras de antemano para evitar que los alimentos se echen a perder asegura que los alimentos sepan tan buenos como el día que los compraste. Los alimentos secos tienden a durar por meses sin dañarse o perder sus nutrientes, pero las frutas, vegetales, carnes y productos lácteos se pueden dañar si no los guardas apropiadamente.

Lavado, almacenamiento y temperaturas adecuadas

El refrigerador y congelador pueden ayudar a que los alimentos se conserven frescos por más tiempo. Mantén tu refrigerador a una temperatura de 40 grados Fahrenheit (4 grados Celsius) o más bajo. Guarda las frutas tales como kiwis, fresas, frambuesas y manzanas en bolsas de plástico con cierre hermético hasta por una semana. Guarda los restos de los alimentos que quedan de las comidas en recipientes herméticos por unos días. Algunas frutas y vegetales como tomates, papas y frutas tropicales se conservan mejor a temperatura ambiente. No laves las frutas ni los vegetales hasta que los vayas a consumir dado que esta humedad puede causar que se dañen con mayor rapidez. Sin embargo, sí tienes que lavar la fruta antes de congelarla. Congelar los alimentos mantiene su frescura por varios meses y más, siempre y cuando los almacenes apropiadamente en recipientes herméticos o bolsas selladas al vacío. Mantén tu congelador a 0 grados Fahrenheit (-17 grados Celsius) o más bajo. Coloca la carne y aves envasadas o selladas al vacío en el área más fría de tu congelador, la cual es atrás en el estante de abajo. Mantén el pescado sobre una cama de hielo dentro del congelador, tal como lo hacen en el supermercado.

Rebanadas de limón o cáscaras de papa

Coloca unas rebanadas de limón o de papa en tu refrigerador para ayudar a mantener, los hongos, zanahorias y otros alimentos frescos. Esto también ayuda a prevenir el mal olor ya que el limón los absorberá. Una vez a la semana cámbialas por rebanadas frescas. Permite que las rebanadas queden colocadas dentro del refrigerador en una bandeja al descubierto cerca de los alimentos.

Usa mantequilla para conservar el queso

CBS News recomienda untar mantequilla sobre el queso antes de guardarlo en el refrigerador para conservarlo fresco. Esto ayuda a aislar la humedad y conservar el queso por más tiempo. Unta mantequilla sobre la capa que queda expuesta y recién cortada del queso. Este método tiende a funcionar muy bien en los quesos duros que vienen sellados con cera.

Hojas de laurel

Los alimentos secos pueden durar mucho más que los alimentos congelados o refrigerados, pero aun así estos alimentos son perecederos a través del tiempo, especialmente si los insectos los encuentran. Coloca unas pocas hojas de laurel dentro de las bolsas de harina, arroz, pastas y otros alimentos secos que les gusten a los insectos. La hoja de laurel actúa como repelente natural para ahuyentar piojos, gorgojos y otro tipo de insectos que pueden dañar la comida. Cambia las hojas cada tres meses para mantener la frescura.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles