DESCUBRIR
×

¿Cómo evitar que tu hamburguesa se encoja en la parrilla?

Actualizado 18 julio, 2017

Las jugosas hamburguesas a la parrilla son un elemento básico de la cocina americana, pero lo que aparentemente es una simple hamburguesa muy a menudo acaba teniendo la consistencia de un disco de hockey. Las hamburguesas secas y arrugadas pueden arruinar cualquier picnic o reunión familiar pero unos sencillos consejos les permitirán a tus amigos y familiares hundir sus dientes en unas suculentas hamburguesas en vez de roer unos bordes secos. La carne molida se pone mala más rápido que los filetes o asados por lo que usa la carne comprada rápidamente y cocínala siempre al menos a 160 grados Fahrenheit (71 grados centígrados). Generalmente, las hamburguesas se encojen en la parrilla cuando están hechas de carne magra y se cocinan a un fuego alto durante mucho tiempo.

Instrucciones

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

    Elige la carne

  1. Pregunta a tu carnicero si tiene asado del corte delantero vacuno y hazle picarlo para ti. Pídele que te separe la carne en dos paquetes de 1 libra cada una (453,60 gramos) si el asado pesa más que eso. Además, compra 1 libra (453,60 gramos) de corte delantero con un 20% de grasa premolida. La carne de la parte delantera proporciona un sabor muy bueno para asarlo.

  2. Prepara el carbón, enciéndelo y espera hasta que tenga una capa de ceniza. Pon aceite en la rejilla de la parrilla y colócala en el fuego.

  3. Divide los paquetes de carne picada de 1 libra (453,60 gramos) en cuatro. De forma cuidadosa dales forma redonda y aplástalas. Haz una hamburguesa que no sea más gruesa de 1 pulgada (2,54 centímetros) y que sea un poco mayor que el diámetro de los panes que vas a usar. Ponle sal y pimienta en ambos lados.

  4. Coloca las hamburguesas directamente sobre el carbón caliente. Déjalas cocinarse durante cuatro minutos. No las aplastes o pinches. Dales la vuelta usando una espátula de mango largo y cocínalas durante otros cuatro a cinco minutos para tener una hamburguesa bien hecha. Mide la temperatura de las hamburguesas o córtalas para revisar que están listas. Inmediatamente retíralas de la parrilla y ponlas en una bandeja y cúbrelas con papel de aluminio.

    Enriquecer la carne magra

  1. Quita las costras y rompe dos rebanadas de pan blanco. Ponles suficiente leche como para cubrirlas. Pon la mezcla de leche y pan en el refrigerador hasta que el pan absorba el líquido y se ponga blando. Retira la mezcla del refrigerador y escúrrelo, eliminando el exceso de líquido y después aplasta con un tenedor hasta formar una pasta. La pasta es una panade que sirve como un sustitutivo de la grasa cuando cocinas carne magra.

  2. Mezcla la panade de leche y pan, la carne picada, la sal y la pimienta. Haz hamburguesas de más o menos 1 pulgada (2,54 centímetros) de grosor y un poco más grandes que el pan que vas a usar.

  3. Prepara tu parrilla y cuándo haya cenizas, coloca las hamburguesas directamente sobre el calor. Cocínalas por un lado durante cinco minutos y después dales la vuelta cocinándolas otros cinco minutos o hasta que estén totalmente cocinadas por dentro. Puedes hacerlas bien hechas cuando usas la panade ya que mantiene la humedad y evita que se encojan.

Consejos

  • Añade verduras molidas, como calabacín o zanahorias, a la carne o también puedes poner lentejas cocinadas o champiñones como alternativa. Estas hamburguesas tardarán un poco más en cocinarse.

Advertencias

  • Evita la contaminación potencial de la carne cruda; usa herramientas distintas para la carne cruda y la cocida y lava tus manos durante la manipulación de cualquier producto animal crudo.

Necesitarás

  • Carbón
  • Parrilla
  • Espátula de mango largo
  • Sal
  • Pimienta