Cómo evitar momentos incómodos en una primera cita

Escrito por kay ireland | Traducido por cp mérida
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo evitar momentos incómodos en una primera cita
Aprende a evitar los momentos incómodos para que tanto tú como tu cita estén más a gusto. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Las primeras citas son bastante estresantes, sin contar los momentos difíciles y los silencios que se dan obligatoriamente cuando estás con una persona nueva. Aprende a evitar o a suavizar estos momentos incómodos de manera que tanto tú como tu cita estén más a gusto y tengan un tiempo más agradable, mientras pasan la noche juntos. Aunque es inevitable que haya algunos momentos tensos, puedes elegir específicamente y con prudencia tus palabras y acciones para que haya menos probabilidades de que ocurran.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Evita hablar acerca de asuntos candentes, polémicos o embarazosos. Aunque seas un apasionado acerca de la salud universal o los problemas que le interesan a las mujeres, estos no son temas de los cuales hablar en la primera cita. Puede que tengan opiniones muy diferentes y termines escuchando un silencio incómodo. Evita los temas de salud también. Hablar de la última vez que tuviste un examen físico te hará aterrizar enseguida en territorio extraño.

  2. 2

    Planea de antemano la cita. No vayas con una mentalidad de "que pase lo que pase". Será difícil si de repente te encuentras allí de pie, sin saber qué hacer. Además, haz un trabajo de logística antes de la cita para decidir cosas como quién va a pagar o cuánto va a durar. Por supuesto, puedes ser espontáneo si la cita va bien, pero pedirle que saque la cartera cuando no le dijiste que ambos iban a pagar sería muy incómodo.

  3. 3

    Haz una broma, una buena. Si la conversación tiene pausas o si das un paso en falso, bromear con tu cita puede sacarte de la zona de incomodidad. Observa el entorno y hazle reír para difuminar los momentos difíciles. Si tropiezas de regreso del baño, llama la atención sobre ello haciendo una broma sobre tus tendencias gráciles. Cuando vea que te estás riendo de tu torpeza, también lo hará y el momento se habrá terminado.

  4. 4

    Haz preguntas. Al final, a todo el mundo le encanta hablar de sí, por lo que preguntar por su familia, su educación, su trabajo y sus intereses mantendrá la conversación en movimiento sin problemas. Asegúrate de que las preguntas no suenen como una entrevista, sino que deben fluir fácilmente de una a otra. Por ejemplo, puedes preguntar acerca de su profesión y luego preguntar si su profesión es lo que estudió. Esto hace que suene más como una conversación natural.

  5. 5

    Evita el beso del final de la noche a menos que ambos estén claramente entusiasmados. Busca señales como que te está mirando fijamente a los ojos o jugueteando con las llaves cuando te deja, tratando de prolongar el momento. Si está evitando la mirada o te da un abrazo solamente, no insistas en el tema. Espera una llamada para la siguiente cita. El primer beso ya es difícil, y si no estás recibiendo las señales, evítalo por completo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles