Experimentos científicos para testear la pureza del agua en su punto de ebullición

Escrito por judith tompkins | Traducido por florencia kushidonchi
Experimentos científicos para testear la pureza del agua en su punto de ebullición

El agua pura tiene un punto de ebullición exacto que se modifica ante la presencia de impurezas.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Evaluar la pureza de tu fuente de agua es tan simple como calentarla hasta su punto de ebullición. El agua que alcanza una temperatura más alta que los 100 grados Celsius estándar antes de la ebullición contiene impurezas. Esto sucede porque las impurezas del agua presentan un punto de ebullición más alto que el agua sola. Debido a que parte del agua está compuesta por estas impurezas, tarda más tiempo en alcanzar la ebullición.

Otras personas están leyendo

Comparando fuentes de agua

En este experimento debes tomar cinco muestras de agua de cinco fuentes distintas y probar cuánto calor necesitan obtener antes de alcanzar la ebullición. Una de las muestras es destilada, otra es agua corriente y las tres restantes son de un estanque, un lago y un río. Al hervir el agua en un mechero Bunsen puedes descubrir cuán pura es. Utiliza un termómetro para medir la temperatura de la misma cuando alcance la ebullición y anótala la de cada una de las muestras. El agua con el punto de ebullición más elevado es la menos pura, mientras que la que presenta el más bajo es la más pura.

Experimento con agua salada

Comienza con tres vasos de precipitado con 100 mililitros de agua destilada. Agrega distintas cantidades de sal en dos de los vasos y registra cuánta sal agregaste en cada uno. Inserta un termómetro en cada uno de los vasos de precipitados y caliéntalos hasta que alcancen el punto de ebullición. Registra el punto de ebullición de cada uno. ¿Cuál de los tres tuvo el punto de ebullición más elevado? ¿Tenía la mayor cantidad de sal agregada o la menor?

Impurezas con un punto de ebullición superior al del agua

Casi el 99 por ciento de las impurezas en la mayoría de las fuentes de agua potable presentan un punto de ebullición más elevado que el agua. Estas impurezas incluyen minerales, metales pesados, nitratos, bacterias, sólidos disueltos, compuestos orgánicos y sodio. Estos son los contaminantes más dañinos, y la mayor parte del agua potable mejorará drásticamente con la destilación. Existen otros contaminantes conocidos como los contaminantes orgánicos volátiles o COV, que tienen un punto de ebullición muy cercano al del agua. Éstos no pueden eliminarse con la destilación y deberán tomarse otras medidas, como el agregado de filtros, para eliminarlos.

El proceso de destilación

El agua destilada se genera en un artefacto con al menos dos secciones diferentes. El agua se calienta hasta llegar exactamente a los 100 grados Celsius, punto en el que se evapora y se eleva en el aire. Al hacerlo, deja detrás toda impureza que presente un punto de ebullición superior. Luego, el agua se transporta hacia la otra cámara del destilador en donde el vapor se condensa para volver a convertirse en agua, sólo que esta vez, es mucho más pura. Aunque el agua destilada está prácticamente libre de impurezas, tiene un sabor insípido desagradable y suele ser más ácida que el agua corriente normal. La eliminación de los minerales disminuye el PH del agua y le quita el sabor agradable, dejando un líquido insípido que no resulta agradable consumir.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media