Cómo hacer un fertilizante líquido orgánico para jardines de verduras

Escrito por rachel turner
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un fertilizante líquido orgánico para jardines de verduras
(cow. cow in farm/field image by L. Shat from Fotolia.com)

Uno de los beneficios de usar un fertilizante líquido orgánico es la velocidad a la que los nutrientes llegan a las verduras. Los materiales de los abonos orgánicos regulares, como por ejemplo el estiércol viejo o las cáscaras de huevo, tardan mucho más en descomponerse en el suelo y por lo tanto en llegar a las plantas. En cambio el fertilizante líquido orgánico ayuda al suelo a producir microorganismos esenciales que hacen que las plantas de verduras sean más sanas y fuertes.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un balde grande
  • Estiércol
  • Una bolsa de arpillera
  • Una cuerda de jardín o trenzada
  • Un poste largo o el palo de una escoba
  • Cuerda fina
  • Una funda de almohadas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena 3/4 partes de un balde grande con agua. Déjalo durante toda una noche para eliminar el cloro si es que estás usando agua corriente. Dependiendo del tamaño del jardín de verduras, podrías usar un tacho de basura de 35 a 44 galones con su tapa. La tapa te ayudará a que no salgan los olores del recipiente y a que no entren los mosquitos.

  2. 2

    Llena la bolsa de arpillera con estiércol fresco o viejo de vaca. La cantidad de estiércol debe ser aproximadamente 1/10 de la cantidad de agua que has puesto en el balde o el tacho de basura. Ata y cierra la bolsa firmemente con cuerda de jardín o trenzada.

  3. 3

    Coloca el poste o palo de escoba en el balde para que descanse adentro horizontalmente. Ata la bolsa con el estiércol al poste con una cuerda fina para que caiga dentro del agua. La debes dejar ahí por unas dos semanas, aunque cuanto más grande sea el recipiente con agua que uses, más tiempo deberás dejarla.

  4. 4

    Agrega más agua a medida que la necesites, si la evaporación le ha bajado el nivel. Si el balde que has usado no tiene una tapa, ubícalo en un lugar en el que el olor del estiércol pudriéndose no sea ofensivo. Haz circular el aire en la mezcla subiendo y bajando la bolsa vigorosamente, como lo harías con una bolsa de té. Este proceso diario ayuda a producir una mezcla de alta calidad y acelera el proceso de mojado.

  5. 5

    Diluye el té de estiércol. Por cada 4 partes de agua, usa una parte del concentrado de estiércol. Cuela el fertilizante líquido a través de una vieja funda de almohadas para eliminar todas las partículas extrañas que se hayan filtrado por la bolsa de arpillera. Usa una regadera para regar tu jardín de verduras con el fertilizante líquido orgánico, por lo menos una vez por semana. El líquido también se puede usar para rociar directamente la tierra a nivel del piso.

  6. 6

    Deshazte de la bolsa de arpillera con el estiércol haciendo un hoyo en la tierra y enterrándola o tirándola en la pila de abono del jardín.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles