Cómo filetear almendras

Escrito por esperance barretto | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo filetear almendras
Usa almendras fileteadas como guarnición de diversas comidas. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Las almendras tienen un suave sabor mantecoso y están entre los frutos secos más nutritivos. Una elección popular como ingrediente o guarnición en las comidas guisadas o al horno, las almendras agregan sabor y un efecto crocante a los alimentos. Si bien pueden ser usadas enteras, algunas recetas las llevan fileteadas o cortadas en forma recta. Las almendras fileteadas son un agregado delicioso para postres, bebidas, revueltos, ensaladas y sopas. Puedes comprarlas en el supermercado, pero es bastante fácil, y más económico, filetearlas tú mismo en casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cacerola pequeña
  • 1/2 taza de almendras peladas y enteras
  • Colador
  • Tabla de picar
  • Cuchillo
  • Asadera

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una cacerola pequeña con 1 taza de agua. Ponla a hervir a temperatura media, para blanquear las almendras. Es más fácil filetearlas luego de blanquearlas, ya que estarán más blandas y pueden ser cortadas uniformemente sin que se astillen.

  2. 2

    Vierte el agua hirviendo sobre 1/2 taza de almendras enteras sin pelar. Déjalas en remojo por cinco minutos para que se ablanden.

  3. 3

    Cuela las almendras y luego enjuágalas con agua fría. Cuando estén frías como para tocarlas, sostén una entre los dedos pulgar e índice y presiona suavemente para sacarle la piel, que se deslizará fácilmente. Repite este proceso con el resto de las almendras.

  4. 4

    Coloca las almendras sobre una tabla de picar. Sostén una verticalmente y córtala a lo largo con un cuchillo afilado. Dependiendo del tamaño de la almendra, puedes cortar entre tres y cinco tajadas por almendra. Repite este proceso con todas las demás.

  5. 5

    Esparce las almendras sobre una asadera y colócalas en el horno, calentado a 300° F (150° C), por tres minutos para secarlas y tostarlas. Usa como lo desees.

  6. 6

    Guarda las almendras fileteadas en un envase hermético en un lugar fresco y oscuro. Conserva su textura crujiente y su sabor evitando exponerlas a la humedad.

Consejos y advertencias

  • Las almendras fileteadas se ponen rancias más rápidamente que las almendras enteras. Cuando quieras almacenarlas durante largo tiempo, colócalas en el refrigerador para evitar su deterioro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles