Cómo guardar apio lavado y cortado

Escrito por patricia rodriguez | Traducido por frances criquet
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo guardar apio lavado y cortado
Evita que el apio se estropee. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Añadir apio a tu dieta puede mejorar tu salud. Este vegetal es rico en vitamina C y tiene una serie de beneficios para la salud. Ayuda a reducir el colesterol, regula la presión arterial y funciona como diurético. Sin embargo, saber cómo almacenarlo es tan importante como tenerlo en la cocina. Después de lavarlo y cortarlo debe ser almacenado adecuadamente para mantenerlo fresco y crujiente durante unos seis meses.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Toallas de papel
  • Papel de aluminio
  • Bolsas de plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Seca el apio lavado y cortado con toallas de papel para asegurarte de que está completamente seco antes de guardarlo. El agua dejada en el apio almacenado puede hacer que se vuelva gomoso y blando.

  2. 2

    Envuelve el apio en papel de aluminio.

  3. 3

    Coloca el apio envuelto en una pequeña bolsa de plástico y quítale el aire antes de cerrarla.

  4. 4

    Guarda la bolsa cerrada en el refrigerador. Asegúrate de que no la colocas muy cerca del la parte del fondo. Esa zona es la más fría y el apio puede congelarse y volverse gomoso y blando cuando lo descongeles.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles