Cómo congelar apio y zanahorias crudas

Escrito por kristin bennecker | Traducido por carlos f. fava
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo congelar apio y zanahorias crudas
Las zanahorias y el apio están llenos de nutrientes que no se pierdan cuando se congelan. (NA/Photos.com/Getty Images)

Congelar zanahorias y apio crudos es una manera fácil de ahorrar dinero y tiempo a la hora de preparar la cocina. Cuando las verduras se congelan, no pierden sus nutrientes, color y frescura. La pequeña cantidad de tiempo que se requiere para preparar la congelación bien valdrá la pena cuando tengas vegetales frescos y cortados listos en cualquier momento para preparar sopas, estofados o platos de verduras salteadas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Apio
  • Zanahorias
  • Cuchillo de cocina
  • Toallas de papel
  • Bandeja de horno
  • Bolsa para congelador
  • Rotulador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava las zanahorias y el apio con agua fría dos veces para eliminar la suciedad.

  2. 2

    Corta los cabos de las zanahorias y descártalos.

  3. 3

    Corta las hojas de los tallos de apio y deséchalas.

    Cómo congelar apio y zanahorias crudas
    El apio es una adición sabrosa y nutritiva para las sopas y guisos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)
  4. 4

    Corta las zanahorias y el apio en los tamaños que prefieras. En este paso ayudará saber para qué recetas utilizarás las verduras y cortarlas en consecuencia. Por ejemplo, si vas a utilizar el apio y las zanahorias en sopas o guisos, preferirás cortarlas en trozos más gruesos que si vas a utilizarlas en platillos sofritos.

  5. 5

    Coloca las zanahorias y el apio cortados en toallas de papel limpias y secas que habrás distribuido en las bandejas para hornear.

  6. 6

    Coloca las bandejas para hornear en el refrigerador hasta que se enfríen (aproximadamente dos horas).

  7. 7

    Retira las zanahorias y el apio de las bandejas para hornear y colócalas en una bolsa de congelador. No coloques más de 2 a 3 libras (1 a 1,5 kg) de verduras en una bolsa.

  8. 8

    Presiona la bolsa para expulsar todo el exceso de aire y ciérrala.

  9. 9

    Escribe la fecha con un rotulador en la parte externa de la bolsa.

  10. 10

    Coloca la bolsa que contiene las verduras en el congelador.

Consejos y advertencias

  • Las zanahorias y el apio se congelan mejor cuando están frescos.
  • No descongeles las verduras antes de añadirlas a tu receta.
  • Para eliminar el exceso de aire en la bolsa para congelador, cierra la bolsa dejando solo el espacio suficiente para insertar una pajilla de bebida. Usa la pajilla para succionar el aire.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles