DESCUBRIR
×

Cómo guardar frambuesas frescas

Actualizado 17 abril, 2017

Las frambuesas frescas son deliciosas, dulces y muy saludables. No sólo contienen una gran cantidad de vitaminas A y C, pero también son una buena fuente de potasio, calcio, folato, hierro y fibra. Las frambuesas no permanecen frescas por mucho más de unos pocos días, por lo tanto es importante seleccionar las más redondeadas y firmes al momento de comprarlas.

Instrucciones

  1. No laves las frambuesas cuando las traigas a casa. Enjuagarlas hace que se marchiten más rápido.

  2. Úsalas inmediatamente, si es posible. Si debes guardarlas, retíralas del envase original.

  3. Acomoda las frambuesas en una capa simple en una cacerola o envase poco profundo. Retira las que estén oscuras, blandas o podridas.

  4. Cubre el envase con film plástico colocado sin apretar o una tapa y colócalas en el refrigerador.

  5. Usa las frambuesas dentro de 1 o 2 días como máximo. Lávalas con agua fría justo antes de usarlas y sécalas dando golpecitos suaves on una toalla de papel.

  6. Congela las frambuesas si no vas a usarlas dentro de los próximos días. Enjuágalas, colócalas en una bandeja y llévalas al congelador. Una vez congeladas, colócalas en una bolsa con cierre hermético y mantenlas en el congelador para un uso posterior.

Consejos

  • Usa frambuesas congeladas en lugar de cubos de hielo para enfriar y decorar una bebida.

Necesitarás

  • Envase o cacerola poco profundos
  • Film plástico