Hazlo tú mismo: revestimiento de piedra

Escrito por billy mccarley | Traducido por adriana torossian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hazlo tú mismo: revestimiento de piedra

El revestimiento de piedra está constituido simplemente por una piedra fina, ya sea natural o artificial, que está unida a un mural o a otra superficie por mortero y con soporte incorporado. Son piedras muy diferentes a las piedras regulares, que suelen ser de grandes rocas que se apilan unas sobre otras. Por el contrario, este tipo de piedras son superficies sólidas, similares a un ladrillo. A la mayoría de adeptos del hazlo tú mismo les resultará relativamente fácil de instalar.

Otras personas están leyendo

Preparando la superficie de concreto

Si estás aplicando el revestimiento de piedra sobre una superficie de concreto, asegúrate de que la superficie no sea resbaladiza. Debes lograr una superficie áspera utilizando una máquina lijadora o amoladora de ángulo recto y una cuchilla de mampostería. Si utilizas la lijadora, pasa una lija de 60 la superficie de la mancha con papel de lija de 60 granos sobre la superficie para quitar sólo la capa resbaladiza. Utiliza la amoladora angular para cortar las líneas de poca profundidad en toda la superficie. Puedes entrecruzar las líneas o hacerlas horizontales o verticales. La idea es crear una superficie sobre la cual la piedra se pegue.

Superficies de madera

Instala un material de apoyo o de papel de fieltro, una malla de diamante y una capa delgada de arena o cemento de mortero. Si estás utilizando una placa de cemento, usa una Hardiboard, que es un aglomerado resistente al agua, o una Duraroc, que es una placa de cemento resistente al agua, para cubrir las superficies de madera. Instala la placa con tornillos galvanizados para evitar la oxidación. Si deseas crear tu propio impermeabilizante, adjunta una hoja de papel de fieltro, seguido de una malla de diamante, y luego una capa delgada de mortero de tipo S pues la capa de acabado debe cubrir completamente la malla de diamante.

Instalando el revestimiento de piedra

Mezcla el mortero tipo S para ajustar el revestimiento de piedra a la superficie. La mezcla debe tener una consistencia similar a la mezcla para panqueques. Utilizando una paleta de albañil, aplica una capa de 1 a 2 pulgadas (2,5 cm a 5 cm) de grosor de arena o cemento de mortero sobre la parte posterior de la piedra, y luego traza las líneas en la mezcla con la punta de la paleta. Esto ayudará a que la mezcla se adhiera a la pared. Comienza en la base de la pared y pega la primera pieza. Deja un espacio de 1/2 pulgada (1 cm) entre cada piedra. Pega las piedras en la pared en forma aleatoria. Trata de no empujar la piedra hasta el fondo de la pared, deja 1/2 pulgada (1 cm) de mezcla detrás de la piedra. Es posible que necesites buscar una piedra que se adapte a una zona determinada, pero esto es normal y contribuye con la naturaleza del proyecto. Retira el exceso de mezcla que sobresalga hacia afuera y sobre la piedra. Una vez que la piedra se haya secado en su lugar durante unas horas, rellena los espacios vacíos entre las piedras utilizando un saco de cemento y la arena o cemento de mortero que se utilizó para poner las piedras. Alisa las uniones con la punta de la paleta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles