Historia de la investigación de la escena del crimen

Escrito por stacy taylor | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Historia de la investigación de la escena del crimen
Investigar una escena del crimen requiere de un equipo de profesionales. (evidence image by Lesiar from Fotolia.com)

La investigación de la escena del crimen implica un esfuerzo grupal de un equipo de profesionales, quienes estudian dicha escena. Se requiere de muchos individuos que aplican un alto rango de ciencias específicas sobre cada aspecto de la escena para completar la investigación. Los investigadores coleccionan y analizan evidencia tal como huellas digitales, aspectos biológicos como fluidos corporales o restos de piel y balística (trayectoria dinámica). La forma más antigua de ciencia forense data de tiempos prehistóricos.

Otras personas están leyendo

Prehistoria

La evidencia sugiere que la investigación de escenas comenzó en tiempos prehistóricos, cuando el hombre antiguo tomó huellas digitales presionando manos y dedos sobre piedra o arcilla. En Nueva Escocia, los arqueólogos descubrieron un dibujo ancestral detallado de las características de una mano. Además, los antiguos Babilonios también utilizaron las huellas digitales en tablas de arcillas para transacciones de negocio y como medio para preservar la identificación para otras necesidades oficiales.

700 AC - 44 AC

La ciencia forense continuó su evolución y en el año 700 AC, los chinos comenzaron a registrar huellas de pulgar en esculturas de arcilla y documentos a pesar de no poseer un sistema de clasificación formal. En el año 250 AC, un médico de la antigua Grecia, Erasistratus, creó el primer detector de mentiras cuando notó que el pulso de sus pacientes aparentemente se incrementaba cuando mentían. En el año 44 AC, un doctor romano examinó el cuerpo de Julio César y descubrió que de sus 23 heridas de puñal, solo una era fatal.

Siglo XII y siglo XIII

Para el año 1100 DC, la investigación de la escena del crimen mejoró a tal punto que un procurador romano, Quintilian, demostró que unas huellas de sangre en una escena de crimen fueron puestas para inculpar a un hombre ciego del asesinato de su madre. Unos 150 años más tarde, en el año 1248, la primer documentación de saber médico que apuntaba a la resolución de crímenes quedó registrada en el libro "Hsi Duan Yu" (El lavado del Mal). Detallaba el proceso de distinción entre ahogarse y estrangularse.

Siglo XIV - Mediados de siglo XIX

Durante los siguientes 500 años, los avances en la investigación de la escena del crimen se enfocó en varios aspectos de detalles de huellas digitales y elementos químicos como venenos. En 1813, Mathieu Bonaventure Orfila - a quien se considera el padre de la toxicología moderna - publicó “Traite des Poisons" (Tratado de venenos) y para mediados del siglo XIX, los investigadores de Scotland Yard comenzaron a hacer comparaciones en balística. Siguiendo estos avances, los investigadores desarrollaron pruebas exitosas que identificaban al arsénico como medio de asesinato.

Finales de 1800 y comienzos de 1900

Durante los finales del siglo XIX y los comienzos del XX, la ciencia forense se expandió hasta incluir tecnologías como la temperatura corporal, para determinar el momento de defunción, y el uso sistemático de tomado de huellas dactilares para identificación. La máquina de polígrafo portátil apareció en 1921, seguido de pruebas para detectar residuos de pólvora por disparo en 1933. Otros descubrimientos relevantes de esta época incluyen tecnologías de reconocimiento de voz y desarrollo de pruebas con ácido de fosfatasa para detectar semen y análisis básicos de ADN.

Ciencia Forense Moderna

La ciencia forense moderna ha avanzado rápidamente durante los finales del siglo XX y los comienzos del XXI. Utilizando los sólidos cimientos desarrollados durante miles de años de investigación forense, la ciencia forense moderna se construyó a base de dichas tecnologías y expandió su aplicación para incluir ciencia forense de computación, de ADN, entomológica (de insectos) y estudios biológicos mejorados. La ciencia forense continúa experimentando avances tecnológicos con rapidez.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles