Hormigas de la selva que muerden y pican

Escrito por amy lea | Traducido por daniela fedorov
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Hormigas de la selva que muerden y pican
La hormiga fuego migró a Estados Unidos a través de la tierra de América del sur en 1930. (Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images)

Es importante saber las cosas a tomar en cuenta cuando visites la selva tropical de América del sur. En la selva, existen muchos tipos de hormigas que muerden y pican. Cuando una hormiga pica, dependiendo de la especie, puede escupir veneno en la mordedura o picar a la víctima con su cola. Nada de esto es letal para un ser humano a menos que la víctima sea alérgica al veneno de hormiga o una marabunta ataque.

Otras personas están leyendo

Azteca ovaticeps

El Azteca ovaticeps se confunde generalmente con su primo más pequeño, el Azteca alfari, debido a la sección dorsal con las mismas formas. Este tipo de hormiga pica con sus mandíbulas de forma irregular y escupe veneno en la picadura. Esta hormiga es generalmente tranquila y dócil. Viven en los árboles en la selva y sólo atacan si el en el que están árbol, el cual por lo general ha sido destruido o dañado por la presencia de las mismas, se ve perturbado, dejando al descubierto el nido.

Pheidole tristis

La Pheidole tristis es una hormiga agresiva que tiene grandes tenazas cuadradas que utiliza para aferrarse a la víctima mientras pica con su cola. A pesar de que las hormigas no son letales a menos que la víctima humana sea alérgica al veneno de insectos, esta hormiga, con una longitud promedio de 1 pulgada (2,5 cm), puede causar un gran corte cuando pellizca con las mandíbulas. Este tipo de hormiga vive en hormigueros, no en árboles y forrajes en el suelo.

Acanthoponera Minor

El Acanthoponera menor es una hormiga muy pequeña de un promedio de 5 milímetros. Tiene mandíbulas parejas cuyo ángulo de mordida es tan pequeño que no podría hacer ningún daño al ser humano. Son tranquilas y no atacan a menos que sean provocadas. Las observaciones hechas concluyen que las reinas y las hormigas obreras buscan comida, comúnmente frutas, ya que fueron encontradas en árboles de guayaba y en los campos. Estas hormigas son nocturnas y no son consideradas una amenaza.

Acanthognathus Ocellatus

El Acanthognathus ocellatus es una hormiga muy pequeña de un promedio de un octavo de pulgada (3 mm) de largo. Tiene pinzas que miden la mitad del tamaño de su cuerpo. Las pinzas son letales para los artrópodos más pequeños, pero no lo suficientemente grandes como para dañar a un ser humano más allá de una pequeña irritación. Como esta hormiga tiene pinzas y no mandíbulas para atacar a su presa, tiene un aguijón en su cola que utiliza para inmovilizar a la presa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles