Cómo implementar una dieta sensorial en casa

Escrito por katie schroeder-smith | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo implementar una dieta sensorial en casa
Saltar proporciona información propioceptiva intensa para el cuerpo, que es una parte importante de una dieta sensorial. (boy jumping image by sonya etchison from Fotolia.com)

Una dieta sensorial es una receta específica de actividades de una persona diagnosticada con Trastorno de Procesamiento Sensorial (SPD por sus siglas en inglés). SPD es un trastorno neurológico que afecta la capacidad de una persona para percibir, organizar y dar respuesta a las sensaciones. Los niños con este trastorno suelen tener dificultades con la coordinación, el aprendizaje y la regulación emocional. De acuerdo con la Fundación de trastornos de procesamiento sensorial, se estima que hasta 1 de cada 20 personas en la población general tiene SPD, y es aún más frecuente en las personas con autismo y otros trastornos del desarrollo. El tratamiento recomendado para esta enfermedad es la terapia ocupacional para pacientes ambulatorios, con énfasis en la integración sensorial. El terapeuta normalmente recetará una dieta sensorial para ser implementado en la casa y/o en la escuela. Una dieta sensorial puede ayudar a que tu hijo se calme y mejore la energía y el estado de alerta. Puede tomar un poco de tiempo y paciencia hacer un trabajo de la dieta sensorial dentro de tu rutina familiar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolsa de 10 libras (4,98 kg) de arroz
  • Bolsa de 10 libras (4,98 kg) de frijoles
  • 10 pies (3,35 m) de Lycra de doble cara
  • Recipiente de plástico grande (un poco más grande que tu niño)
  • Tienda pequeña
  • Puff
  • Una bola del ejercicio
  • Una hamaca o columpio
  • Una silla giratoria de oficina
  • Una pecera (real o electrónica)
  • CD (ver más abajo)
  • Bolas Koosh
  • Crema de afeitar
  • Cojines del sofá

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Consulta con un terapeuta ocupacional pediátrico con experiencia en integración sensorial antes de comenzar una dieta sensorial con tu hijo. El terapeuta evaluará a tu niño para determinar sus necesidades específicas. Para encontrar un terapeuta, ponte en contacto con tu hospital local o busca en las páginas amarillas.

  2. 2

    Anota las actividades durante toda la semana que tu hijo ya disfruta hacer. Por ejemplo, puede nadar, hacer gimnasia o andar en bicicleta. Estas actividades proporcionan a tu hijo con la información vestibular y propioceptiva natural. La información vestibular es el movimiento percibido por el oído interno (la entrada que hace que te sientas mareado cuando giras y emocionado cuando giras rápido). La entrada propioceptiva llega a través de las articulaciones y los músculos y le dice al cerebro que el cuerpo está en el espacio para que pueda navegar con seguridad y precisión a través del espacio y usar herramientas.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Andar en bicicleta después de la escuela puede ayudarle a tu niño a sentarse y concentrarse en la tarea. (child on bike image by cat from Fotolia.com)
  3. 3

    Anima a tu hijo a participar en entradas activas vestibulares y propioceptivas cada día. Todos los niños necesitan diferentes cantidades e intensidades. Además de las actividades regulares mencionadas anteriormente, trata de ver lo que tu hijo está buscando y que necesita durante todo el día. ¿Está inquieto después de la escuela? ¿Disfruta el juego brusco? ¿Girar en círculos? ¿Es más sedentario? Mantén un registro de sus niveles de actividad y el comportamiento durante una semana para que sepas dónde puedes programar las actividades de dieta sensorial.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Algunos niños son naturalmente más activos que otros. (Spinning image by Cosette from Fotolia.com)
  4. 4

    ¡Haz que tu niño se mueva! Columpiarse en el patio, colgarse de barras, rodar una bola grande de ejercicio, girar en una silla de oficina y mecerse en una hamaca, son ejemplos de actividades vestibulares. Alertar la entrada incluye el movimiento rápido e irregular y la rotación, mientras que calmar la entrada incorpora balanceo más suave y movimiento lineal.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Niño en columpio. (Child on a swing image by Tormod Rossavik from Fotolia.com)
  5. 5

    ¡Desafía los músculos de tu hijo! Las actividades propioceptivas pueden incluir: saltar en un minitrampolín, cargar objetos pesados​​, empujar una cesta de la ropa llena de libros pesados, jugar tira y afloja o tirar de un carro. La Lycra con doble cara puede funcionar bien para mejorar la conciencia corporal al subir dentro y empujar el cuerpo contra su resistencia. La entrada propioceptiva suele ser calmada y organizada.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Niño. (child image by Vaida from Fotolia.com)
  6. 6

    ¡Ensúciate! La entrada táctil puede ser una parte importante de la dieta sensorial de tu hijo si busca o evita el contacto. Actividades táctiles pueden incluir jugar en un recipiente grande de plástico de arroz o frijoles, escondiendo y encontrando pequeños juguetes en plastilina y pintar con dedos con crema de afeitar. El tacto con presión profunda puede ser calmante y puedes proporcionarlo haciendo un sándwich de tu hijo con cojines del sofá.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Los juguetes como pelotas koosh aportan una entrada táctil interesante. (koosh ball image by studio vision1 from Fotolia.com)
  7. 7

    ¡Observa, escucha y mastica! La entrada visual, auditiva y oral también suele ser parte de una dieta sensorial. La entrada visual puede ser muy relajante, sobre todo si se incorpora el movimiento repetitivo, como los peces que nadan. Una tienda pequeña puede proporcionar un escondite para reducir la estimulación visual. El ingreso de información auditiva puede ser útil para un niño con mala coordinación motora o sensibilidad a los sonidos. La música con un fuerte ritmo o percusión es útil, como Sacred Drums Earth. La entrada oral puede ser de gran alcance para calmar a un niño o mejorar la conciencia para el habla y la alimentación. A menudo se recomiendan alimentos masticables, crujientes y amargos.

    Cómo implementar una dieta sensorial en casa
    Los alimentos muy masticables pueden ayudar al niño a sentirse más tranquilo, ya que proporcionan información propioceptiva en la boca. (laugenbrezeln image by Carina Hansen from Fotolia.com)

Consejos y advertencias

  • Es útil encontrar actividades que se pueden realizar dentro de la rutina de tu hijo, pero también trata de hacer actividades nuevas y divertidas para darle vida al día de tu hijo. El cerebro crece y se desarrolla a través de la gran cantidad de información sensorial que recibe, por lo que, en algunos aspectos, más es mejor.
  • Evita girar o mover luces si hay un trastorno convulsivo. Consulta con un médico u otro profesional de confianza médica si se presenta cualquier problema médico. Ten cuidado con los niños que se llevan objetos inapropiados a la boca, algunas de las actividades y los materiales enumerados anteriormente pueden no ser apropiados para niños menores de tres años en la etapa de desarrollo o niños que siguen comiendo artículos no alimentarios. Estas actividades no son un sustituto de la terapia ocupacional profesional y no representan una dieta sensorial completa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles