Información sobre las bombillas de luz para los niños

Escrito por evan selinske | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Información sobre las bombillas de luz para los niños
(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

¿Puedes imaginar tener que vivir y trabajar en la oscuridad? Antes de la invención de la bombilla de luz, las personas utilizaban una variedad de diferentes formas para iluminar su camino a la noche. Las velas de cera y las lámparas que quemaban aceite y queroseno, eran comunes, pero eran sucias y riesgosas para utilizar porque creaban flamas para iluminar. Todo cambió en 1879 cuando Tomás Edison perfeccionó la práctica bombilla de luz eléctrica que era brillante y segura.

Otras personas están leyendo

Partes de una bombilla

Una bombilla de luz tiene tres partes principales: una base de metal que conduce la electricidad, un cable delgado llamado filamento y una bombilla de vidrio que rodea y protege al filamento. La bombilla protege al filamento manteniendo el aire lejos.

Cómo funciona

Cuando una bombilla se atornilla a un conector eléctrico, crea un circuito, o ciclo, que permite que la electricidad fluya dentro de la bombilla y a través del filamento. El filamento está hecho de metal llamado tungsteno que no permite que la electricidad fluya muy fácilmente, creando lo que se conoce como una resistencia eléctrica.

¿Qué crea la luz?

Cuando la electricidad se empuja a través del filamento, el filamento se calienta y se pone tan caliente que comienza a brillar. El filamento brilla lo suficiente como para crear luz.

Brillo

Algunas bombillas son más brillantes que otras dependiendo de cuánta resistencia provea el filamento de tungsteno. Puedes decir qué tan brillante será una bombilla por su número de clasificación, expresado en watts (los watts son la medida de energía utilizada y son nombrados por su inventor James Watt). Entre más alto sea el número de watts, más electricidad utiliza la bombilla y más brillante será.

Nuevos tipos de bombilla

Un problema con estas bombillas es que no son tan eficientes como podrían ser, lo que significa que utilizan mucha energía eléctrica comparada con la cantidad de luz que producen. Para resolver este problema, los fabricantes de bombillas ahora hacen unas bombillas llamadas luces fluorescentes compactas, o CFL. Las CFL son más eficientes porque en lugar de empujar la electricidad a través de un cable, permiten que la electricidad fluya a través de un tubo de vidrio e ilumine una combinación de gases y químicos llamados argón y fósforo.

Seguridad con las bombillas de luz

Las bombillas de luz modernas y las CFL son más seguras que las viejas velas y lámparas que reemplazaron, pero aún necesitan manejarse cuidadosamente. Si una bombilla regular se rompe, habrá vidrios filosos que necesitarán ser limpiados. Puede ser un poco más peligroso si se rompe una CFL, porque los químicos de adentro son venenosos, especialmente un metal líquido llamado mercurio. Si una se rompe, mantente lejos hasta que un adulto los limpie.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles