Lejía de oxígeno casera

Escrito por jamie conrad | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Lejía de oxígeno casera
Remplaza la lejía de cloro con una de oxígeno casera. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

La lejía de oxígeno es un agente de limpieza utilizado para eliminar las manchas en las superficies y tejidos. Esta sustancia es una suave alternativa más ecológica a los blanqueadores de cloro basados ​​en productos químicos. La lejía de oxígeno es fácil de hacer en casa con ingredientes que puedes comprar en las tiendas o que ya tienes a la mano. La fabricación de tu propia lejía de oxígeno asegura que siempre tengas el tipo que necesitas cuando lo necesitas.

Otras personas están leyendo

Usos

Es posible que ya tengas una razón específica para hacer tu propia lejía de oxígeno. Es probable que una vez que limpies un artículo, encontrarás muchas cosas más para limpiar con tu nueva lejía. Aclara y elimina las manchas de la ropa, toallas, sábanas u otras líneas. Añade a un jabón casero para eliminar las manchas y manchas de comida en los platos. Limpia los pisos y las alfombras, los muebles o incluso las superficies duras del hogar. La lejía de oxígeno hace un cuarto de baño ideal, una cubierta e incluso un limpiador de muebles de exterior.

Tipos

La lejía de oxígeno es creada y utilizada en dos formas básicas, líquida y en polvo. La lejía de oxígeno líquida es útil para la eliminación de manchas o tratamientos localizados en tejidos o para rociar sobre la lechada o en las grietas. La lejía de oxígeno en polvo se puede añadir a la lavadora de platos, se diluye para hacer una gran cantidad de lavados para un proyecto al aire libre (tales como cubiertas o revestimientos) o añadirla al jabón casero de lavandería en polvo. Ambas son efectivas, por lo que elegir el tipo es realmente una cuestión de preferencia personal.

Ingredientes

Las diferentes lejías caseras utilizan diferentes ingredientes. Algunos ingredientes se añaden a la vez, mientras que otros pueden ser intercambiados u omitirse. Los ingredientes que deben ser incluidos en la lejía de oxígeno líquido son peróxido y agua. Bicarbonato de sodio o soda para lavar, pero cualquiera se puede utilizar. Elige un peróxido de hidrógeno, pero prefiere el peróxido más utilizado para uso doméstico que es de 3 por ciento de peróxido de hidrógeno. La lejía de oxígeno en polvo se crea utilizando percarbonato de sodio (forma seca de peróxido de hidrógeno disponible de los suministros de piscina o artículos de compañías de limpieza) o bien sosa o bicarbonato de sodio.

Hacer frente a comprar

La lejía de oxígeno disponible es relativamente barata, mientras que la compra de los ingredientes para hacer la tuya propia puede ser caro dependiendo de dónde los compres. Así que financieramente hablando, hacer o comprar la lejía de oxígeno es lo mismo. Hacer la Lejía es simple, las recetas varían. Puedes encontrar que un producto adquirido, previamente formulado y mezclado, ofrece una mezcla más precisa de ingredientes. Sin embargo, tener los ingredientes para crear cualquier tipo de lejía de oxígeno puede hacer posible que evites una carrera a medianoche a una tienda por manchas no deseadas en un apuro cuando te das cuenta de que te has quedado sin lejía de oxígeno.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles