Lifestyle

Leprosos sanados en la Biblia

Escrito por brian gabriel | Traducido por laura de alba
Leprosos sanados en la Biblia

La Biblia cuenta sobre la sanación de los leprosos tanto en el Antiguo Testamento como en el Nuevo Testamento.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La lepra era una enfermedad común en los judíos durante las épocas bíblicas. Frecuentemente era heredada y en algunas ocasiones era un castigo por el pecado. Los leprosos eran considerados inmundos y se mantenían separados de la mayoría de la sociedad judía. Levítico 13:45 instruye que los leprosos deben hacer su enfermedad conocida a las demás personas. "En cuanto al leproso en quien esté la plaga, sus prendas de vestir deben ser rasgadas, y su cabeza debe dejarse desaseada, y él debe taparse el bigote y clamar: ‘¡Inmundo, inmundo!’. La lepra era incurable desde una perspectiva médica, pero hubo cinco casos de leprosos en la Biblia que fueron sanados de forma sobrenatural.

Otras personas están leyendo

Números 12:13-14

Miriam y Aarón cuestionaron la autoridad espiritual de Moisés después de observar a su impresionante esposa, quien era una mujer etíope. Dios juzgó a Miriam por iniciar tal afrenta contra su siervo Moisés dándole lepra. Sin embargo, Moisés perdonó a Miriam y le oró a Jehová Dios por su sanación, "¡Oh Dios, por favor! ¡Sánala, por favor!”. Jehová Dios sanó la lepra de Miriam y le dijo Moisés que la desterrara del campamento durante siete días como castigo.

2 Reyes 5:8-14

Naamán, el comandante del ejército del rey de Siria, tenía lepra. Fue a la casa de profeta Eliseo, quien envió su sirviente a la puerta a decirle a Naamán, “Yendo allá, tienes que bañarte siete veces en el Jordán para que vuelva a ti tu carne; y serás limpiado”. De acuerdo con el estudiante de la Biblia Matthew Henry (1662-1714), un baño frío en el río Jordán no debía sanar en sí, en lugar de eso el acto fue intencionado como signo de la cura y prueba de obediencia.

Mateo 8:3

Un leproso vino a Jesús y le rogó, diciendo, "Señor, si tan sólo quieres, puedes hacerme limpio". Y Jesús cometió el escandaloso acto de tocar al leproso diciendo, "Quiero; sé limpio". El leproso fue limpiado inmediatamente, de acuerdo con Mateo 8:3.

Lucas 5:13

Un hombre en la ciudad de Capernaum estaba lleno de lepra, lo que significa que tenía la enfermedad a un alto grado. Él rogó a Jesús una sanación y cayó sobre su rostro ante él, diciendo "Señor, si tan sólo quieres, puedes limpiarme". Y Jesús lo tocó y el leproso sanó inmediatamente.

Lucas 17:13-14

Diez leprosos vinieron a Jesús juntos y le pidieron sanación. No los tocó, simplemente lo observó y les dio instrucciones, "Vayan y muéstrense a los sacerdotes”. Ellos fueron con los sacerdotes como se les indicó y fueron limpiados de su lepra.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media