Cómo limpiar una cisterna muy vieja que contiene agua de lluvia para beber

Escrito por rebecca rogge | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar una cisterna muy vieja que contiene agua de lluvia para beber
Las cisternas ayudan a los que no tienen acceso a los depósitos de agua. (DC Productions/Photodisc/Getty Images)

Las cisternas -grandes tanques utilizados para almacenar el agua- tienen la desafortunada tendencia a atraer suciedad, como bacterias e impurezas. Esto complica rápidamente el hecho de que a menudo se utilizan cisternas para almacenar agua, especialmente en las zonas rurales, donde las personas pueden no tener acceso a agua potable, o para los ecologistas que prefieren el uso de agua de lluvia conservada para una variedad de usos. Las cisternas muy antiguas, en particular, a menudo se convierten en un hogar sucio para crecimientos desagradables como las bacterias. Afortunadamente, la limpieza de cisternas antiguas no es una tarea conceptualmente difícil, aunque puede ser una que consume tiempo y agota.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tubo o balde
  • Hidrolavadora o manguera potente
  • Cepillos de fregar
  • Cloro (opcional)
  • Cubierta (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vacía el depósito de agua. Esto puede ser la parte más difícil del trabajo si no tienes acceso a un vaciador de agua o si la capacidad del depósito es particularmente grande. Utiliza un cubo para sacar agua de una cisterna más pequeña.

  2. 2

    Retira cualquier residuo que quede en la cisterna. Si estaba seca, esto puede incluir barrer grandes porciones de tierra, hojas o incluso animales pequeños que pueden haber quedado atrapados.

  3. 3

    Rocía la cisterna con el equipo de lavado a presión o con una manguera de gran alcance. Usa la fuerza del agua para limpiar la suciedad de las grietas. Planea cuidadosamente para evitar el llenado rápido de la cisterna con agua sucia de nuevo.

  4. 4

    Vacía la cisterna de nuevo.

  5. 5

    Rocía la cisterna con una solución de cloro y agua, si deseas. Este paso es necesario para eliminar las bacterias que podrían estar creciendo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan una proporción de 1 taza de cloro cada 10 galones (45 L) de agua para fines de limpieza.

  6. 6

    Frota la suciedad restante de la cisterna. Enjuaga bien y escurre.

Consejos y advertencias

  • Para mantener la limpieza de la cisterna, desinfecta con una relación recomendada por el CDC de 3 tazas de cloro por cada 100 galones (450 L) de agua. No uses cloro en cisternas que se utilizan para agua de consumo u otro contacto humano, ya que lo más probable es que tenga efectos dañinos.
  • Considera cubrir la cisterna para mantenerla libre de suciedad, hojas, escombros y animales.
  • Una cobertura de piscina puede ser utilizada para revitalizar una cisterna muy antigua que parece estar más allá de reparación y limpieza.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles