Cómo limpiar y empacar hojas de lechuga para el mercado

Escrito por lisa atkinson | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar y empacar hojas de lechuga para el mercado
La limpieza y el almacenaje incorrecto de las hojas de lechuga pueden promover el crecimiento de bacteria. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

La limpieza y almacenaje correcto de las hojas de lechuga es importante para mantenerlas frescas y crujientes para venderlas en el mercado. Lavar la lechuga la mantendrá libre de suciedad o residuos que puedan hacer que las hojas luzcan poco atractivas y remover la bacteria que pueda enfermarte. Para preparar las hojas de lechuga para el mercado hay unos cuántos pasos que puedes tomar para limpiarlas y guardarlas, así estarán tan frescas en el mercado como lo estuvieron el día de la cosecha.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Agua
  • Jabón
  • Toallas de papel
  • Tazón grande (opcional)
  • Bolsas plásticas resellables
  • Sal (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava tus manos completamente con agua tibia y jabón. El primer paso en remover la suciedad y las bacterias de tus vegetales frescos es asegurarte que también las hayas removido de tus manos. Un par de manos limpias es esencial para la preparación de tus hojas de lechuga.

  2. 2

    Lava tus hojas de lechuga enjuagándolas bajo un chorro de agua. Frótalas suavemente con tus manos. Si esto no quita los residuos, coloca la lechuga en un tazón grande de agua fría y deja que repose hasta que la suciedad se hunda en el fondo del tazón.

  3. 3

    Seca la lechuga completamente utilizando las toallas de papel. Asegúrate de que cada pieza esté seca, ya que el exceso de agua puede hacer que la bacteria crezca sobre la lechuga, lo cual puede hacer que comerla sea tan peligroso como si nunca la hubieras lavado. Seca las hojas con ligeros golpes, pero sé lo suficiente gentil como para no dañarlas.

  4. 4

    Guarda las hojas de lechuga. La mejor manera de hacer esto es colocando las hojas limpias y secas en bolsas resellables. Asegúrate de que las bolsas estén cerradas de forma hermética de lo contrario el aire puede entrar en las bolsas y hacer que la lechuga se marchite antes de tiempo. La lechuga está ahora lista para enviarla a los mercados, pero también puede mantenerse fresca en bolsas herméticas por aproximadamente cuatro días.

Consejos y advertencias

  • Si limpias la lechuga en un tazón con agua fría puedes agregar dos cucharadas de sal al agua para ayudar a remover la bacteria.
  • No utilices cloro u otro químico para limpiar la bacteria de la lechuga.
  • No almacenes la lechuga cerca de manzanas o bananos, ya que liberan gas etileno que hará que la lechuga se marchite más rápido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles