DESCUBRIR
×

Cómo hacer que la miel cristalizada vuelva a ser líquida

Actualizado 21 noviembre, 2016

La miel es una combinación súper saturada de azúcares de glucosa y fructosa que naturalmente están predispuestas a la cristalización. Antes de descartar la miel por su textura cada vez más crujiente puedes intentar volverla líquida de nuevo usando algunos trucos comunes. Sólo recuerda, la cristalización sucederá y lo hará rápidamente. Siempre que tu miel no se haya empezado a fermentar, no hay razón para no salvarla.

Instrucciones

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

    Sección 1

  1. Llena una olla grande hasta la mitad con agua. Caliéntala hasta que hierva.

  2. Vierte o coloca la miel cristalizada en el frasco de vidrio o en un contenedor con una tapa firme.

  3. Coloca el frasco con la miel en el agua hirviendo. Gíralo frecuentemente para que la miel se derrita de manera pareja.

  4. Agita el frasco para disolver cualquier cristalización de azúcar restante. Asegúrate de usar un guante de horno o un repasador de cocina durante este paso.

  5. Permite que la miel se enfríe antes de usarla.

Necesitarás

  • Una olla grande
  • Un frasco de vidrio con tapa
  • Una cuchara