¿Cómo saber cuándo está lista la nata montada casera?

Escrito por fred decker | Traducido por mariana palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo saber cuándo está lista la nata montada casera?
La nata montada le da suculencia y atractivo visual a muchos postres. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Existen varias coberturas batidas disponibles para las consumidores, que sólo precisan ser aplicadas con una cuchara o desde el envase sobre los postres. Aunque estos son productos perfectamente válidos, ninguno ofrece el sabor y la suculencia de la verdadera nata montada. Con sólo una pequeña cantidad de azúcar y vainilla, la nata montada es una cobertura que complementa a casi cualquier postre y también a muchas bebidas calientes. La crema es fácilmente batida a mano, requiriendo un equipo mínimo. Para los novatos, lo más importante es simplemente saber cuándo dejar de batir.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un bol de laterales lisos
  • 1 taza de nata para montar (crema de leche), de 25 a 28% de grasa láctea
  • Un batidor de alambre
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige un bol de base redondeada y laterales lisos para minimizar las salpicaduras mientras la crema está siendo batida. Vuelca la crema en el bol. Comienza a batir a velocidad moderada. En esta etapa, se formarán burbujas grandes en la superficie de la crema.

  2. 2

    Sigue batiendo la crema, observando la textura de las burbujas. Estas se harán más pequeñas a medida que bates, llegando a formar una espuma delicada.

  3. 3

    Cambia periódicamente la forma en que agarras el batidor, para no cansarte y minimizar el riesgo de lesiones por estrés repetido. Alterna el batido desde tus dedos, tu muñeca y tu codo. Cambia las direcciones o cambia de un movimiento circular a uno en forma de ocho.

  4. 4

    Levanta el batidor de la crema periódicamente. Cuando la espuma se haya espesado lo suficiente como para que el batidor comience a dejar rastros, agrega el azúcar y el extracto de vainilla. Bate hasta que la crema forme un pico suave y sin forma al levantar el batidor. En esta etapa, la crema puede ser incorporada con una cuchara sobre postres u otras recetas.

  5. 5

    Sigue batiendo durante algunos segundos más para formar un pico duro. En este momento, habrá un borde claramente definido en la crema cuando pases el batidor por ella, y cuando lo levantas, el pico también tendrá bordes bien claros. Usa esta crema más dura para glasear o para rellenar capas de tortas.

  6. 6

    Si la crema se ve muy dura pero no forma bordes limpios detrás del batidor, la has batido demasiado. Para salvarla, agrega un poco de nata fresca y mézclala suavemente con una espátula. Si la crema se ve y se siente granulosa, ha comenzado a convertirse en manteca. En este punto ya no puede usarse para decorar, pero sí para productos de repostería.

Consejos y advertencias

  • Existen dos tipos principales de batidores en el mercado, los de alambres gruesos y los de alambres finos. Los primeros se usan para salsas espesas, puré de papas y otras sustancias duras. Los segundos son los más adecuados para batir nata. Algunos tiene una bola de alambre encerrada dentro suyo, creando un batidor dentro de otro. Estos ayudan a batir la crema más rápidamente, pero requieren una limpieza cuidadosa.
  • Batir crema a mano suele requerir de 3 a 5 minutos, dependiendo de qué tan vigorosamente muevas el batidor.
  • La nata se bate mejor cuando está fría. En días muy cálidos, es mejor enfriar el bol y el batidor antes de comenzar.
  • Al igual que la mayoría de los productos lácteos, la nata montada es muy perecedera. Mantenla refrigerada cuando no esté en uso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles