Cómo llenar un molinillo de pimienta y sal

Escrito por benna crawford | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo llenar un molinillo de pimienta y sal
Un juego de molinillos de pimienta y sal que combinen quedan bien tanto en la cocina como en la sala. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los molinillos de pimienta y sal pueden ser utensilios de cocina o esculturas culinarias que lucen tan bien en la mesa como en la cocina. Un molinillo de pimienta muele granos de pimienta frescos a un tamaño de escapas deseados (desde un polvo muy fino hasta copos individuales más crudos). Generalmente se pueden ajustar con un mecanismo de tornillo sobre la tapa. La mayoría de los molinillos funcionan almacenando granos de pimienta en la parte superior, dejando que la gravedad los concentre hacia abajo, donde las cuchillas del molinillo los muele. Los molinillos de sal trabajan de una forma similar, pero la sal se deberá utilizar en su propio molinillo. Es muy corrosiva para las cuchillas de un molinillo de pimienta.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un molinillo de pimienta
  • Un molinillo de sal
  • Granos de pimienta
  • Sal gruesa o piedra de sal
  • Un filtro de papel para café (opcional)
  • Una cucharada de sal (opcional)
  • Un embudo de boca ancha (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena el molinillo de pimienta deslizando la tapa de la abertura abierta o llevándola hacia arriba, dependiendo de cómo esté diseñado el molinillo. Si éste requiere que quites la parte superior para verter allí los granos de pimienta, quita el tornillo y la pare superior y llena la cámara con no más de tres cuartos de capacidad de granos. Cuando la cámara está llena completamente, los granos de pimienta no se pueden mover cuando la amoladora los mueve y todo el aparato queda estancado.

  2. 2

    Evita problemas con una abertura demasiado pequeña con el truco del filtro de papel para café. Si el molinillo tiene una abertura angosta que hace difícil llenarlo sin que caigan granos de pimienta rodando en el piso, primero vierte los granos en un filtro de papel para café. Pincha el filtro para crear un canal angosto que dirija los granos justo dentro de la abertura y dentro del molinillo. Pliega el filtro en el frasco de suplemento para granos de pimienta para que quede a mano para la próxima vez que tengas que llenar el molinillo de pimienta.

  3. 3

    Haz una prueba rápida para asegurarte de que ningún grano de café quede apretado en las cuchillas y de que el molinillo no esté lleno por demás y tengas que ajustar la apertura o volver a conectar la tapa de forma segura. Gira la parte superior, voltea el tronco u oprime el botón que activa el molino. Es más seguro realizar el proceso de relleno en la cocina antes de tener un problema técnico sobre una ensalada César en la mesa. Las cuchillas de metal te darán más control sobre el tamaño de el molinillo. El acero proporciona un molino grueso con facilidad.

  4. 4

    Llena un molinillo de sal con el tipo apropiado de sal. No todas las sales pueden ir a un molinillo. Utiliza sólo cristales secos de sal específicamente hechos para ello. La sal kosher, la sal cristal y la sal pretzel son escamas y cristales grandes de sal seca que se pueden moler a la consistencia deseada en un molinillo de sal. Existen varios tipos de molinillos de sal diseñados para manejar sal húmeda o seca. Para los amantes de la humedad francesa "sel gris", puede valer la pena buscarlos. Los molinillos de sal húmeda generalmente se llenan hasta la parte superior, están hechos de materiales resistentes a la corrosión y utilizan un mecanismo de giro central para mover la sal a medida que se muele, evitando que se endurezca o se formen grumos.

  5. 5

    Utiliza sólo molinos de sal construidos con paletas de acero inoxidable o cerámica. La sal corroe el metal y arruinará las cuchillas de cualquier material. También corres el riesgo de que haya pequeñas escamas de metal agregado en la sal cuando el mecanismo se degrada. Puedes utilizar un embudo de plástico de boca ancha para llenar el molinillo de sal pulcramente cuando estés utilizando cristales secos. La sal húmeda se puede transferir mejor al molinillo de sal con una cuchara pequeña. Puedes dejar la sal en un molinillo por mucho tiempo, incluso aunque no lo estés utilizando. La sal es un mineral y no perderá su sabor ni se pondrá fea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles