Manualidades de escuela dominical para Ezequiel

Escrito por michelle watson | Traducido por esteban arenas
Manualidades de escuela dominical para Ezequiel

Ezequiel era un profeta en el Antiguo Testamento.

Photos.com/Photos.com/Getty Images

Enseñarle a los niños acerca de los profetas del Antiguo Testamento, como Ezequiel no es tan fácil como la enseñanza acerca de los héroes populares como David, José y Pablo. Pero eso no quiere decir que sea imposible. De hecho, puedes enseñar a los niños acerca de la vida de Ezequiel utilizando diversión y manualidades creativas.

Otras personas están leyendo

Rollos comestibles

Después de que el Señor llamó a Ezequiel a predicar, él le dio un pergamino que contenía la palabra de Dios y ordenó a Ezequiel que lo comiera. Dile a los niños lo que significa que la palabra de Dios debe estar dentro de nosotros. Haz pergaminos comestibles utilizando tu propia receta de pan preferido o con masa para pan comprada en la tienda. Aplana y corta la masa en pequeños rectángulos, uno para cada niño. Deja que los niños ruedan los dos bordes juntos para formar un rollo. Hornea los rollos en el horno, y deja que los niños los coman. Puedes enrrollarlos sin cocción envolviendo un poco de fruta alrededor de un gran pretzel.

Esqueletos de pasta

Dile a los niños cómo Ezequiel tuvo una visión en la que él estaba predicando a un valle de huesos secos. Cuando predicaba, los huesos crecieron y se convirtieron en gente viva. Haz esqueletos de "huesos secos" utilizando formas de pasta. Dale a cada niño un pedazo de cartulina y enséñales cómo dibujar una figura de palitos. Dales las formas de pasta, y muéstrales a los niños que forma usar para cual hueso. Usa una rueda de carro para la cabeza, macarrones para los hombros y las costillas, espiral para los brazos y pequeñas conchas para las piernas y rodillas. Deja que los niños peguen las formas de pasta a sus figuras de palo.

Nuevos corazones

El Señor le dijo a Ezequiel que iba a reemplazar su corazón de piedra con un corazón de carne. Dale a cada niño una forma de corazón de madera, y habla de lo que significa tener un corazón duro. Haz que los niños escriban "corazón duro" en sus formas de madera y las coloreen de negro o gris. Habla sobre lo que significa tener un corazón blando. Dale a cada niño un pedazo de fieltro rojo, y deja que ellos usen sus corazones de madera para trazar un nuevo corazón "suave" del fieltro y lo recorten. Escribe "corazón blando" en la forma de fieltro, y pégalo al otro lado del corazón de madera. Deja que los niños volteen los corazones una y otra vez para mostrar cómo Dios puede cambiar un corazón duro en un corazón de carne.

Bolsas de buen oidor

Cuando el Señor llamó a Ezequiel, él le dijo que se pusiera de pie y escuchara con atención lo que iba a decir. Explica lo importante que es que escuchemos la voz de Dios. Realiza una actividad de escucha con los niños. Pídeles que cierren los ojos y escuchen con atención los distintos sonidos que haces con los objetos. Suena una campana, roza papel de lija, arruga un trozo de celofán y aplaude con dos palos de madera. A continuación, utiliza una concha para mostrar a los niños cómo se escucha el sonido como un océano con una escucha atenta. Dale a cada niño una bolsa de plástico y pequeñas versiones de los objetos que hacen ruido. Haz que escriban "Escucha a Dios" en sus bolsas, decorándola con fotos de orejas. Pon los objetos que hacen ruido en la bolsa para que puedan llevarlos a casa.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media