Las mejores calabazas para cocinar

Escrito por fabiana santana | Traducido por marcela carniglia
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las mejores calabazas para cocinar
Las calabazas talladas normalmente tienen la pulpa fibrosa y no son ideales para cocinar. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Las calabazas son populares en Noche de Brujas y como decoraciones de temporada de otoño, pero también grandes ingredientes para usar para cocinar pasteles, tartas, panes y otros postres. Las calabazas también son altas en fibra y beta-caroteno, lo que las convierte en una elección saludable de cocina. Las calabazas para cocinar son por lo general más pequeñas, y por lo tanto más dulces y menos fibrosas que las que se utilizan para tallar y decorar. Asimismo, no todas las calabazas para cocinar son de color naranja. Van desde el color naranja al marrón e incluso azul y blanco. Al seleccionar las calabazas para cocinar asegúrate de elegir una firme y brillante que no esté magullada o cortada.

Otras personas están leyendo

Calabazas Lumina

A menudo se denominan calabazas blancas, las calabazas Lumina tienen piel blanca y brillante pulpa de color naranja. Tienen un sabor rico y dulce son ideales para hornear en pasteles y bollos como así también para platos basados en crema como la sopa de calabaza o los ravioles rellenos de calabaza.

Calabazas Fairytale (cuento de hada)

La calabaza Fairytale (cuento de hada) es una antigua variedad de calabaza que se originó en Francia. Recibe su nombre por su apariencia de dibujos animados. Su forma es similar a la de la Cenicienta que acaba en carroza y tiene un color rojizo oscuro. La pulpa de la calabaza Fairytale es naranja oscuro y muy espesa y dulce. Esta variedad se mantiene bien durante todo el invierno, así que puede ser fácilmente utilizada como decoración de la mesa antes de ser convertida en un delicioso pastel o mermelada de calabaza.

Calabaza Jarradale

La calabaza Jarradale es aplanada, de aspecto rechoncho de color azul grisáceo. Proviene de la ciudad de Jarrahdale en Nueva Zelandia y tiene una pulpa gruesa, carnosa, de color anaranjado profundo; tiene muy pocos filamentos y es rica en sabor, incluso tiene un aroma similar al melón. Sus características únicas de color y forma inusual hacen que sea magnífica para exhibirla hasta el momento de hornearla. El rico sabor de una Jarradale la convierte en una excelente elección para la elaboración de pan, pasteles y tartas de calabaza como así también recetas tradicionales de tarta.

Calabazas queso

Las calabazas queso reciben su nombre por su color pálido y forma aplastada, que se parece a una rueda de queso. Son una de las más antiguas variedades de calabaza para ser elegida como alimento y tienen un profundo color naranja que es moderadamente dulce. Las calabazas queso son ideales para hacer tartas, y si se mantienen a la luz directa del sol pueden durar hasta un año. Su larga duración de almacenamiento significa que están a menudo disponibles durante todo el año en los mercados de alimentos especiales.

Calabazas azúcar

La más pequeña de las calabazas para cocinar, las calabazas azúcar (a menudo llamada calabaza para tarta) son muy densas, de sabor completo que producen una gran cantidad de pulpa para su pequeño tamaño. Su pequeña estatura hace que sea ideal para recipientes individuales, como así también para el horneado: después de utilizar la pulpa para hacer sopa de calabaza o pudín vierte el producto terminado en la calabaza vaciada con una cuchara en lugar de un bol.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles