DESCUBRIR
×

Cómo moler las semillas de sésamo

Actualizado 21 febrero, 2017

Las semillas de sésamo son pequeñas y planas y tienen un delicado sabor a nuez y el crujido adecuado para condimentar una gran diversidad de platos étnicos. Según la variedad, pueden ser de color negro, amarillo, rojo o blanco. Están llenas de calcio, hierro, zinc, magnesio, vitamina B1 y fibra. Con frecuencia se las tuesta, y luego se muelen y se espolvorean sobre las verduras, carnes, pastas, panes, cereales o frutas, o se combinan con otros ingredientes para hacer salsas, aderezos, salsas o para untar. Moler las semillas de sésamo no es una tarea difícil.

Instrucciones

Anna Yu/Photodisc/Getty Images
  1. Coloca un pequeño puñado de semillas de sésamo en la licuadora. Pulsa durante 3 o 4 segundos. Evita mezclar por más de unos segundos o las semillas se van a apelmazar. Si intentas moler muchas semillas al mismo tiempo se pueden formar grumos.

  2. Utiliza otros métodos alternativos para moler las semillas de sésamo si no tienes una licuadora. Puedes molerlas en un molinillo de café que no se haya utilizado para el café, de lo contrario, el sabor del café afectará al del sésamo. También se pueden moler con un mortero o un molinillo manual de especias.

  3. Utiliza las semillas de sésamo como lo desees. Para mejorar su sabor, trata de molerlas justo antes de utilizarlas.