Té negro durante el embarazo

Escrito por marie roper | Traducido por laura guilleron
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Té negro durante el embarazo
Las mujeres embarazadas necesitan reducir la cantidad de té negro que consumen. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

A excepción del agua, el té es la bebida más consumida a nivel mundial. A pesar de que las futuras mamás deberían evitar el té verde, los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos consideran que el té negro en cantidades moderadas es seguro para las embarazadas y las mujeres que están amamantando. Sin embargo, hay varias situaciones en las que las embarazadas deberían dejar de beber té negro por completo.

Otras personas están leyendo

Acerca del té negro

El té negro es el que contiene una mayor cantidad de cafeína de todos los tipos de té que se preparan de las hojas de la planta de té, la Camellia sinensis. También es el té más común para los consumidores estadounidenses. En Estados Unidos, el té se bebe frío y caliente. El té negro es, además, el ingrediente base para el Chai, una bebida india popular condimentada con canela y cardamomo.

El té negro y la cafeína

Debido a la prolongada etapa de fermentación que es parte de su procesamiento, el té negro es el que contiene la mayor cantidad de cafeína de todos los té verdaderos, de 40 a 120 mg, según la marca. La Universidad Brigham Young le recomienda a las mujeres embarazadas limitar su consumo de cafeína a menos de 300 mg diarios, el equivalente de dos o tres tazas de 8 onzas (226,79 gm) de té negro. Otras comidas, incluyendo el café, las bebidas de cola y el chocolate, también contienen cafeína, así que tenlas en cuenta cuando calcules la cantidad que consumes por día.

Otros efectos secundarios del té negro

El té negro tiene otras propiedades, además de contener cafeína, de las que las mujeres embarazadas deberían estar conscientes. El té negro es un diurético natural y, por ende, incrementa la cantidad de orina, así que si has alcanzado esa etapa del embarazo en la que necesitas orinar frecuentemente, piensa en reducir la cantidad de té que bebes. Según los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), el té negro también puede traer inconvenientes para dormir y elevar tu presión sanguínea. Ambas son complicaciones comunes en el embarazo, sobre todo en el tercer trimestre, de modo que evita beber té negro si desarrollas esos síntomas.

El té negro y otras condiciones médicas

Si eres diabético, sé consciente de que el té negro puede aumentar tus niveles de azúcar y hacer que sea necesario un cambio en tu medicación. Evita el té negro si desarrollaste una anemia asociada al embarazo, pues éste podría empeorar la situación. Y si tu obstetra está preocupado por tus niveles de calcio, deberías dejar de beber té negro, ya que la cafeína reduce las reservas de calcio del cuerpo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles