Cómo obtener una corteza crocante al hornear pan

Escrito por lani johnson | Traducido por luis alberto fuentes schwab
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo obtener una corteza crocante al hornear pan
Puedes elegir el tipo de corteza dependiendo del tipo de pan que elijas. (Steve Baccon/Digital Vision/Getty Images)

Una vez que hayas preparado unos cuantos tipos de pan, te volverás más exigente con las cortezas. Si bien una superficie suave y esponjosa es perfecta para un rollo dulce, ¿qué podría ser mejor que una baguette con corteza crujiente o una rebanada de pan integral que se resiste al morderla? Tres técnicas simples te permitirán controlar lo crocante de la corteza de cada pan que hagas. Para que el pan sea más crocante deberás utilizar huevo, leche o agua.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Levadura para pan
  • Una brocha para pastelería

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Prepara el pan

  1. 1

    Selecciona la receta que deseas. La primera vez, elije una receta de pan de levadura que se hornee durante más tiempo y a menor temperatura: 45 a 60 minutos a 375 °F (190 °C), en lugar de 20 minutos a 425 °F (220 °C), por ejemplo. Más tarde, se puede ajustar.

  2. 2

    Mezcla y deja que la masa se eleve una o dos veces, de acuerdo con la receta.

  3. 3

    Dale forma a los panes y permite que se eleven una última vez.

    De crocante al más crocante

  1. 1

    Para el crocante normal, después de haberlo dejado elevar, bate el huevo hasta que quede espumoso y con la brocha unta en toda la parte superior del pan o panecillos. Esto también añadirá un cierto brillo.

  2. 2

    Si el huevo no hizo la corteza lo suficientemente dura, unta con leche en vez de huevo justo antes de meter los productos en el horno. Puedes utilizar cualquier tipo de leche ya sea fresca (no importa el contenido de grasa), en polvo o condensada.

  3. 3

    Lo que hará tu pan más crocante es el tratamiento del agua en tres variantes diferentes. En la primera, aplicarás agua con una brocha al pan, luego lo hornearás. En la segunda variante, aplicarás el agua antes de la cocción y 10 minutos antes del final de la cocción lo harás nuevamente. En el último paso, aplicarás agua con la brocha de nuevo unos dos minutos antes de que esté listo.

  4. 4

    Después de la cocción, reforzarás la textura de la corteza aplicando huevo, leche o agua con la brocha tan pronto saques el pan del horno.

  5. 5

    Para preservar el crocante de la corteza, siempre deja reposar el pan en un estante o una toalla que permita la circulación en todos los lados. Si tu objetivo es una corteza dura, asegúrate de que se enfríe completamente a temperatura ambiente y comprueba que esté seca antes de envolverla.

Consejos y advertencias

  • Si deseas una corteza suave, con lo que ahora sabemos acerca de cortezas de pan, sólo tienes que evitar el aplicar huevo, leche o agua con la brocha cuando una receta te pida hacerlo, y así mantendrás la corteza suave.
  • No te olvides de la pizza casera. Las mismas técnicas que funcionan para el pan también servirán para la masa de la pizza.
  • Si lo que deseas es pan horneado en casa, pero no quieres empezar de cero, compra la masa de levadura ya hecha en un supermercado o, en el caso del pan blanco, en una pizzería cercana que haga sus propias cortezas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles