DESCUBRIR
×

Cómo organizar una pijamada para pre-adolescentes

Actualizado 23 marzo, 2017

Los pre-adolescentes son niños entre 10 y 12 años. La mayoría de los niños, a esta edad, todavía disfrutan de sus padres, de juegos y otras actividades. Si piensas organizar una fiesta de cumpleaños para un pre-adolescente debes prepararlo con tiempo. Planea suficientes actividades para mantener a los niños entretenidos y siempre asegúrate de tener una buena cantidad de comida para servir. Puedes elegir entre una pijamada temática o una pijamada sin tema. La clave para organizar una buena pijamada de cumpleaños es una cuidadosa preparación.

Instrucciones

(Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)
  1. Elige una fecha y hora para la fiesta. Debes ser estricta con el horario en el que comienza y en el que termina la fiesta. Pídele a los padres que dejen a los niños a horario y que los recojan en el horario pautado.

  2. Elige un tema. El tema no es necesario pero suele ayudar al decidir la decoración, las actividades y los juegos.

  3. Planea las comidas con anticipación. Una pijamada por lo general involucra dos comidas. Los niños llegan normalmente al horario de la cena y estarán allí también para el desayuno a la mañana siguiente. No esperes hasta esa noche para decidir lo que servirás en el desayuno. Elige algo fácil con lo que puedas alimentar a muchos niños y que no lleve mucho tiempo preparar.

  4. Puedes comprar objetos decorativos solo para una habitación o puedes extender la decoración al resto de la casa.

  5. Decide con anticipación dónde dormirán los niños. Ten en cuenta el tamaño de tu casa y la cantidad de niños que irán a la fiesta.

  6. Realiza un esquema de horarios para los eventos. Incluye las comidas, la torta o los bocadillos, las actividades, el tiempo para dormir y los juegos.

  7. Prepárate para los juegos y las actividades. Existe una gran cantidad de juegos y actividades ideales para las pijamadas pero muchas dependen de si la fiesta es para un niño o para una niña.

  8. Prepárate para dormir poco esa noche. Puedes prepararte durmiendo bien la noche anterior o tomando una siesta durante el día de la fiesta.