Cómo hacer palitos de incienso gigantes sin aroma

Escrito por megan shoop | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer palitos de incienso gigantes sin aroma
Haz tus propias varas de incienso. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

El incienso se ha utilizado durante siglos en ceremonias religiosas y rituales, hechizos y simplemente para refrescar el aire. Los primeros fueron los inciensos en polvo sólo hierbas, maderas y resinas arrojadas sobre brasas calientes. Más tarde, el nitrato de potasio (salitre) se añadió, por lo que el incienso puede ser moldeado en bloques, conos y palos. Los palos son la forma más popular de incienso hoy, debido a su largo tiempo de quema. Ellos vienen en muchos tamaños, desde unas 2 a 18 pulgadas (5 a 45 cm) de largo.

Algunas personas, especialmente los practicantes de magia, gustan del incienso perfumado como una representación del aire. Si el profesional es alérgico a ciertos olores o hay aromas de incienso que encuentra abrumadores, el olor amaderado ligero del incienso sin perfume es perfecto. El incienso sin aroma también te da la oportunidad de experimentar con aromas originales por goteo de aceites esenciales en el producto final.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un mortero y maja
  • Resina de Benjuí
  • Madera de sándalo
  • Polvo de Makko (tabú)
  • Agua tibia
  • Un pocillo
  • Papel encerado
  • Largas astillas de bambú

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte ¼ de taza de resina de benjuí en el mortero y maja (un instrumento de cocina de piedra que consiste en un bol y una herramienta para moler con forma de bate de béisbol). El benjuí es una resina que te ayudará a mantener el incienso unido. Empuja la maja del mortero en las piezas de resina, golpeando despacio y con firmeza hasta que la resina parezca arena.

  2. 2

    Coloca ½ taza de sándalo molido en un bol. El sándalo tiene un olor más ligero cuando se quema y quema de manera más constante que el pino o el cedro, porque no es una madera llena de sabia. Vierte el benjuí molido en el sándalo.

  3. 3

    Vierte dos cucharadas de makko en la madera y benjuí. El makko es inodoro, soluble en agua y actúa como un agente de unión a partir de la corteza de un árbol asiático. El makko está disponible en las tiendas herbales del New Age. Lee los ingredientes para asegurarte de que tu makko es puro.

  4. 4

    Agrega suficiente agua caliente para formar una capa delgada, similar a una pasta de masa, revolviendo y moldeando la mezcla con los dedos a medida que viertes. Amasa la pasta de incienso con las dos manos en una bola grande.

  5. 5

    Arranca una hoja grande de papel encerado y coloca la pelota de incienso en ella. Aplana la bola en un rectángulo con las palmas de las manos. El rectángulo debe ser aproximadamente 1/8 de pulgada (3 mm) de espesor. Sus lados largos deben ser aproximadamente 32 pulgadas (80 cm) con los extremos más cortos de unas 18 pulgadas (45 cm).

  6. 6

    Empuja una astilla de bambú en la pasta a lo largo de uno de los extremos cortos. La astilla debe estar paralela al borde de la pasta, pero sobresalir de la pasta por aproximadamente 4 pulgadas (10 cm). Une varias astillas juntas si es necesario para obtener un palo de 1/8 de pulgada (3 mm) de espesor.

  7. 7

    Rueda suavemente las astillas de bambú en la pasta de incienso girando hasta el extremo más cercano a las astillas y rueda sobre el resto de la masa. Sigue rodando hasta el otro extremo del rectángulo. Pellizca suavemente la pasta alrededor de las astillas de bambú en la parte inferior y redondea en la parte superior con los dedos.

  8. 8

    Permite que el incienso se seque por cerca de un mes antes de usar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles