Hogar

Partes de un martillo

Escrito por james young | Traducido por karen angelica malagon espinosa
Partes de un martillo

Conoce las partes de un martillo.

Hammer image by Goran G. from Fotolia.com

Los martillos cuentan con dos partes, el mango del martillo y la cabeza del martillo. Aparte de eso son sutilezas que sólo los ingenieros y los herreros pueden apreciar. Cada carpintero, maquinista y cualquier persona hábil tiene por lo menos un martillo en su kit de herramientas.

Otras personas están leyendo

Cabeza del martillo

Usa la cara de la cabeza del martillo, la superficie llamativa más pesada, para la mayor parte del trabajo. Los mazos de martillo tienen dos caras idénticas. La mayoría de los otros tipos de martillo tienen sólo una cara; el lado opuesto de la cabeza del martillo se llama bola. La cara del martillo es ligeramente convexa o coronada; demasiada corona causa que los clavos se patinen a través de la cara en el momento en que se golpeen. Algunos martillos de marco tienen una cara rayada que reduce el resbalón y permite dar golpes fuertes. Las manillas de tracción u ojales cuentan con un ligero afilamiento, más ancho en la parte superior que en la inferior.

Bolas

Las bolas vienen en muchos estilos y están diseñadas para muchos propósitos distintos. Los martillos de los maquinistas tienen bolas redondas; un uso es el de expandir la cabeza de un remache. El martillo de un herrero común cuenta con una bola cruzada que se usa para prolongar o alargar piezas. Los martillos de los carpinteros incluyen una boca de uña para jalar los clavos.

Mango

Muchos martillos aún usan mangos de nogal o de fresno. Los mangos de fibra de vidrio pueden adherirse a la cabeza del martillo con pegamento fuerte o cintas de velcro. Los mangos de acero se forjan desde la misma pieza continua de acero en forma de cabeza del martillo y cubierta con el cojín de agarre. Los mangos de madera más antiguos están fijos en el ojal de la cabeza del martillo con una doble cuña. La primer cuña, de madera, continúa en el eje grande y expande el mango hacia los costados del ojal. La segunda cuña, de acero, divide la cuña de madera en forma diagonal y expande la madera hacia las puntas del ojal.

Temple

Una calidad que no se ve, pero es esencial en cada cabeza del martillo es el temple. Las paredes del ojal deben estar templadas y mucho más suaves que la cara o la bola. Las caras de golpe deben ser lo suficientemente duras para resistir las marcas. Los martillos templados de forma incorrecta pueden romperse como vidrio o abollarse de forma tan rápida que tendrán cicatrices en el trabajo.

Martillos "irrompibles"

Algunas empresas producen martillos que reclaman como irrompibles, con mangos que no se doblan ni se quiebran o se aflojan. Estos reclamos deben verse con escepticismo. El diseño básico de estos productos es el mismo que el convencional, la cabeza del martillo y el mango. Ningún pegamento es permanente. Los mangos de acero pueden doblarse o romperse. La fibra de vidrio incluso puede dañarse con un golpe fallido.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media