DESCUBRIR
×

Cómo pelar un tallo de apio

Actualizado 23 julio, 2017

A veces, el apio crece demasiado con demasiado volumen y dureza para su propio bien. Una manera de ablandar los tallos leñosos es pelarlos, como lo harías con una patata o vegetal. Este paso también ayuda a evitar la fibrosidad, lo que implica menos apio entre tus dientes. Puedes usar el apio pelado para aplicaciones nuevas, como crudité con salsa o en platos preparados como sopas y estofados.

Instrucciones

Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images
  1. Quita una costilla de apio del tallo y corta con un cuchillo las hojas de un extremo y la base blanca de la otra. Enjuaga y seca la costilla cortada aplicando palmaditas.

  2. Sostén la costilla de apio en un ángulo longitudinalmente contra la tabla de cortar y desliza el pelador desde el punto a mitad de camino de la costilla hasta la tabla. Una pasada del pelador por todo el apio debería ser suficiente para eliminar las hebras y hacer más tierna la costilla.

  3. Da vuelta la costilla de apio en su extremo para terminar de pelar la otra mitad.

  4. Una vez que el tallo de apio está pelado, córtalo y sírvelo o cocínalo a gusto.

Consejos

  • Se pueden utilizar las hojas de apio como guarnición en ensaladas o agregarlas a la olla en sopas, guisos y otros platos. Según el sitio web The World’s Healthies Foods, las hojas son sumamente saludables ya que contienen vitamina C, calcio y potasio. Otros recortes, tales como las cáscaras y la base, pueden agregarse al compost.

Necesitarás

  • Apio fresco
  • Cuchillo
  • Tabla de cortar
  • Pelador de verduras