DESCUBRIR
×
Loading ...

Piedras preciosas y sus significados

Comstock/Comstock/Getty Images

Introducción

Desde tiempos inmemoriables, las piedras preciosas y semipreciosas han sido buscadas por su belleza y por su valor. Utilizadas como ornamento y símbolo de poder, a las gemas preciosas y semipreciosas se les atribuye también significados y propiedades benéficas para el ser humano.

Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

Rubí

Caracterizado por su intenso y brillante color rojo, al rubí se le atribuye la capacidad de conferir inteligencia y descendencia, y de ayudar al desarrollo espiritual de las personas. En la antigüedad se creía que esta piedra poseía poderes proféticos. También se considera que el rubí es “la piedra de la confianza”, ya que da buena suerte y ahuyenta los pensamientos negativos.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Esmeralda

La piedra verde cristalina por excelencia, la esmeralda simboliza abundancia. Además, se le atribuye poderes calmantes y de equilibrio emocional, lo que la hace ideal para quienes sufren angustia o miedo. En cuanto a tratamientos físicos, se la considera buena para tratar problemas estomacales e intestinales, cardíacos, nerviosos y pancreaticos.

Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images

Diamante

El diamante es el material natural más duro, y también una de las joyas más preciadas. Simboliza la búsqueda de la perfección y la rectitud, y se le atribuyen importantes características, entre ellas, la de ser guía espiritual y de alegrar el espíritu de las personas. Se supone que además amplifica el poder curativo de las demás piedras.

Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images

Zafiro

Aunque existen zafiros de otras tonalidades, el más valorado es el de color azul. Se lo conoce como “la piedra de los comerciantes”, porque se supone que confiere buena fortuna a quien lo porta. También aumenta el sentido de la verdad y se cree que ayuda a sintonizar con los cuerpos astrales y emocionales.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Amatista

Se cree que esta piedra de un color violeta sutil posee poderes calmantes, ideales para superar el estrés, el miedo y la angustia. Imprescindible para sanadores, la amatista ayuda a desbloquear la mente y salir de pensamientos confuses, y a abrirnos para incorporar nuevas realidades e ideas. Además, contribuye a cambiar pensamientos negativos en positivos.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Ámbar

Aunque se lo incluye en la categoría de piedras semipreciosas, el ámbar tiene en realidad origen vegetal. Su principal propiedad es la de ser estabilizador de las emociones, lo que lo hace ideal para personas que sufren de depresión o de una muy alta negatividad, ya que regula las emociones y las pone en perspectiva.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Jade

Desde la antigüedad se considera al jade verde como una piedra con cualidades calmantes y armonizadoras del espíritu, tanto de las personas como de los lugares. Sus características limpiadoras lo hacen idóneo para mantener la buena energía en los hogares, y para ayudar a las personas que sufren problemas nerviosos.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Ágata

Al ágata azul se le confieren propiedades calmantes, pero lo más característico de esta piedra son sus poderes curativos sobre la garganta y sus poderes benéficos sobre todo lo relacionado con el habla y la expresión oral. Recomendada para quienes deben dar discursos o hablar de temas que les resultan difíciles.

Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

Circón

Un mineral muy abundante, se cree que el circón tiene propiedades curativas para las afecciones cardíacas. Además, se lo utiliza para la meditación ya que armoniza espíritu y materia. También se cree que contribuye a la sabiduría, combate el insomnio y ayuda en los negocios. El circón adquiere diferentes tonalidades.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Aguamarina

Indicada para viajeros y quienes sufren de mareos en los viajes, al aguamarina se le atribuyen también propiedades fortalecedoras del sistema nervioso y calmantes. También se cree que trae buena fortuna y felicidad y bienestar a quien la lleva. Se la recomienda además para quienes sufren dolores de nuca y de dientes, y para mejorar el hígado y los riñones.