DESCUBRIR
×

Piña para la niña: formas de comer piña para no aburrirte

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Introducción

La piña, o ananá, es una de las frutas tropicales más populares. Su sabor inconfundible se puede disfrutar de muchas formas y su cuerpo carnoso, que resiste al calor, la ha transformado en uno de los ingredientes más usados en la cocina agridulce. Además, su peculiar forma hace de la piña un bello elemento decorativo.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Piña rellena, un recipiente original

Por su cáscara, de diseño delicado pero resistente, la piña puede ser utilizada como recipiente para recetas exquisitas. Es un modo de presentación muy original para un plato principal. El relleno puede ser un cóctel de mariscos o una ensalada fresca con pollo o pescado. También se puede preparar una versión vegetariana con frutas y hortalizas de estación.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Postres servidos en piñas

Los postres también pueden servirse dentro de una piña. Esta presentación no sólo funciona con las clásicas macedonias o ensaladas de fruta, también se puede utilizar en postres cremosos, e inclusive como una original forma de disfrutar de un rico helado. Los sabores tropicales van a combinar más naturalmente con la piña, por lo que algunas de las frutas ideales para combinar en estos postres son: melón, mango, coco, sandía o plátano.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Refrescante y saludable bebida sin alcohol

La piña es saludable además de sabrosa. Se la puede utilizar sola o combinada con otras frutas para crear refrescantes zumos, jugos y licuados. El jugo de piña es desintoxicante, ayuda a eliminar el exceso de líquido, aporta vitamina C y es muy reconocido como un remedio casero para aliviar el dolor de garganta.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Cócteles y tragos con un toque tropical

La piña se utiliza en numerosos cócteles, de los que el más famoso es la piña colada (con ron y leche de coco), que a su vez sirve de ingrediente en otros tragos. Otros cócteles que utilizan piña son: "Poker face" (tequila y cointreau), "Arena amarilla" (cerveza), "Sebastopol" (vodka, jugo de limón, soda) y una versión del "Mai Tai" (ron, licor de durazno, limón, naranja, jarabe de azúcar).

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Una rebanada de piña para refrescar tu sándwich

La piña fresca es un ingrediente ideal para un sandwich, especialmente para los niños, ya que agrega valor nutricional en una forma práctica. Una rodaja de dos centímetros de ancho (de piña fresca, no de lata) aporta casi el 50% de los requerimientos diarios de vitamina C, además de otras vitaminas y minerales.

Eising/Photodisc/Getty Images

Piña en tortas y repostería

La dulzura y la consistencia carnosa de la piña son muy apreciados en la repostería. La torta de piña, con rodajas que rodean y dan forma a la masa, es una receta tradicional siempre apreciada. A partir de esta fruta también se puede hacer mousse, gelatina y usarla al natural o caramelizada en infinidad de recetas.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Piña asada y el sabor agridulce

En la cocina agridulce, producto de la unión de los sabores dulce y salado, la piña es un producto muy apreciado. La piña asada es muy fácil de hacer, solo toma diez minutos dorar las rodajas de los dos lados para obtener un sabor diferente. Se la puede disfrutar sola o como complemento de todo tipo de carnes. Su sabor se destaca especialmente si acompaña un corte de cerdo.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Ensaladas frescas y jugosas

La piña cortada en cubos es un gran aporte a casi cualquier ensalada fresca. Se la puede combinar con cebolla (lavada para reducir su acidez), rabanito, lechuga, palta, manzana, choclo; el único límite es el gusto personal de los comensales. Quesos, mariscos y pastas también resaltan sus sabores en combinación con la piña.

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Jamón y piña, un dúo exitoso

Uno de los usos más habituales de la piña es en combinación con el jamón, como una entrada agridulce. Se pueden encontrar muchas recetas que utilizan este dúo central junto con otros ingredientes, pero la unión de sus sabores funciona tan bien que se puede apreciar simplemente al unir una feta de jamón cocido con una rodaja de piña.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Pizza diferente con un poco de piña

Una de las formas de comer piña que más se ha popularizado es como ingrediente de pizzas y calzones. En ellos se puede sacar provecho de su unión con el jamón, o como parte de una combinación vegetariana. Y si estas diez posibilidades aún no son suficientes, también se puede usar la piña en panes, tacos, empanadas o en la receta en la que te animes a experimentar. El resultado será seguramente positivo.