Cómo preparar y conservar chucrut

Escrito por emily jarvis | Traducido por irene cudich
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar y conservar chucrut
La salchicha con chucrut es una combinación clásica. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Ninguna celebración de Oktoberfest estárá completa si no hay mucha cantidad de chucrut: un condimento a base de repollo fuerte y fermentado que es el alimento básico de la cocina alemana. Todo lo que necesitas para hacer chucrut en tu casa es repollo, sal y paciencia. La fermentación no requiere cocinarlo, ya que los azúcares presentes en el repollo se rompen para formar ácido láctico, un conservante que le da al chucrut su sabor ácido. Está listo para comer después de unos pocos días y se lo puede dejar madurar durante varios meses. Guarda las cantidades sobrantes en conservas para disfrutar de esta delicia durante meses.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 5 libras (2,270 kg) de repollo
  • Una fuente grande
  • 3 cucharaditas de sal
  • Bayas de enebro, semillas de alcaravea, semillas de apio o manzanas (opcional)
  • 1 balde para comida o un pote de cerámica de 1 galón (3,8 litros)
  • Plato que entre dentro del balde
  • 1 jarro de 1 cuarto (250 ml) lleno de agua
  • Una tela para cubrir
  • Frascos de conserva con tapa
  • Una cacerola grande y profunda con tapa
  • Una rejilla redonda de alambre que quepa dentro de la olla
  • Una espátula de goma
  • Toallas para limpiar el plato
  • Pinzas de silicona

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Preparar el chucrut

  1. 1

    Corta en trozos grandes o ralla 5 libras (2,27 kilos) de repollo y colócalos en una fuente grande.

  2. 2

    Agrega gradualmente 3 cucharaditas de sal al repollo, formando capas de sal y repollo en la fuente.

  3. 3

    Mézclale sabores como bayas de enebro, semillas de alcaravea o de apio, rebanadas de manzana u otros vegetales, si te agradan.

  4. 4

    Coloca la mezcla del repollo de manera apretada en el pote o balde de 1 galón (3,8 litros), empujando hacia abajo mientras comienzas a quitar el agua del repollo.

  5. 5

    Coloca un plato firmemente acomodado dentro del balde sobre el repollo. Coloca un frasco esterilizado lleno con un cuarto (250 ml) de agua, u otro peso limpio, sobre el plato para forzar el agua fuera del repollo. Cubre el balde con una tela, una toalla o con una funda de almohada.

  6. 6

    Ejerce presión sobre el peso cada pocas horas en el transcurso de 24 horas. La sal le quitará el agua al repollo y la salmuera surgirá por encima del plato. Agrega suficiente agua salada para cubrir el plato si esté no está sumergido al cabo de un día.

  7. 7

    Cada tanto, quita la espuma de la superficie durante los días siguientes. Prueba el chucrut al cabo de tres días. Déjalo que se asiente durante varios meses hasta que te agrade su sabor. Cuanto más cálida sea la atmósfera, más rápido fermentará.

    Coloca el chucrut en un frasco como conserva.

  1. 1

    Esteriliza los frascos. Lava los frascos y las tapas en agua caliente y jabonosa y después enjuágalos.

  2. 2

    Coloca una rejilla de alambre en el fondo de una olla grande. Llena la olla por la mitad y caliéntala sin que llegue a hervir.

  3. 3

    Sumerge los frascos en el agua. La rejilla evita que estén en contacto directo con el calor. Deja que se calienten hasta que estén listos para usar. Coloca las tapas en otra olla.

  4. 4

    Llena los frascos con el chucrut preparado, dejando 1/2 pulgada (1,25 cm) de espacio en la parte superior. Desliza una espátula limpia de goma alrededor del interior de los jarros para quitar toda burbuja de aire.

  5. 5

    Limpia los bordes de los frascos con una toalla limpia y ajusta las tapas hasta que estén bien cerradas, pero sin apretarlas. Vuelve a colocar los frascos llenos en el agua caliente sobre la rejilla de alambre sumergida. Cubre la olla y hazla hervir de 15 a 20 minutos. Apaga el fuego, destapa y deja que se asiente durante 10 minutos. Retira los frascos con pinzas y colócalos sobre una toalla de cocina: deja que se asienten durante 12 horas por lo menos. Se forma un cerramiento al vacío a medida que los frascos se enfrían. Puedes almacenarlos durante un año a temperatura ambiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles