Cómo preparar y espesar mermelada

Escrito por angela tedson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar y espesar mermelada
(marmalade making image by hazel proudlove from Fotolia.com)

Las palabra mermelada viene de la palabra portuguesa "marmalada", que se refiere a un dulce elaborado con membrillo, un fruto parecido a la manzana. En el lenguaje común actual, la palabra mermelada describe a un tipo de jalea que contiene pedazos de frutas. La mermelada de naranja es la variación más común de esta conserva, seguida por las de otros cítricos comunes como el limón o la lima. Se puede usar cualquier combinación de frutas para preparar mermelada. Algunas recetas incluyen duraznos, peras y hasta tomates. Sin embargo, la mayoría de las recetas de mermelada contienen la pulpa, las cáscaras o el jugo de algún cítrico.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 pomelo
  • 4 naranjas medianas
  • 1 limón
  • 1 cuarto (0,95 litros) de agua fría
  • 2 tazas de agua hirviendo
  • 3 tazas de azúcar
  • Una cacerola grande
  • Un pelador de verduras
  • Un cuchillo afilado
  • Una tabla de corte
  • Una cuchara
  • Un termómetro para caramelo (opcional)
  • 4 frascos para envasar esterilizados de media pinta (0,24 litros)
  • 4 tapas para envasar
  • Envasadora de agua hirviendo
  • Pinzas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lava las frutas, frótalas bien para quitarles la cera que puedan tener en las cáscaras.

  2. 2

    Pela las frutas con el pelador para verduras. Ten en cuenta que la corteza blanca que se encuentra debajo de las partes de colores de las cáscaras de los cítricos es amarga. Sin embargo, contiene la mayoría de la pectina, que es la sustancia necesaria para espesar las conservas de frutas. Asegúrate de dejar un poco de la corteza blanca en algunas de estas cáscaras para que la mermelada se espese bien.

  3. 3

    Corta la cáscara del pomelo en tiras finas y coloca 3/4 tazas de las mismas en la cacerola.

  4. 4

    Corta la cáscara de las naranjas en tiras finas y coloca 3/4 tazas de las mismas en la cacerola. Sólo usarás la cáscara de una o dos naranjas, dependiendo de su tamaño.

  5. 5

    Corta la cáscara del limón en tiras finas y coloca 1/3 tazas de las mismas en la cacerola. Desecha las cáscaras de cítricos que sobren.

  6. 6

    Añade el agua fría a las cáscaras de cítricos y hiérvelas a fuego lento, cubiertas, hasta que se ablanden, aproximadamente 30 minutos. Cuélalas.

  7. 7

    Secciona los pomelos, las naranjas y el limón. Quítales las semillas y las membranas. Corta las frutas en pedazos pequeños. Coloca las frutas en la cacerola.

  8. 8

    Añade el agua hirviendo y el azúcar. Hierve la mezcla a fuego alto durante aproximadamente 20 minutos, revolviendo a menudo, hasta que la mezcla llegue a los 220 grados Fahrenheit (104,44 grados centígrados). Si no tienes un termómetro para caramelo, toma un poco de mermelada con una cuchara. Coloca la cuchara de costado. Si dos gotas se deslizan y forman una lámina que cuelga del borde de la cuchara, la mermelada tiene la consistencia adecuada.

  9. 9

    Quita la cacerola del fuego y sácale la espuma de la superficie. Vierte la mermelada en frascos calientes y esterilizados y deja 1/4 de pulgada (0,64 centímetros) de espacio en la parte de arriba de los frascos. Pasa una toalla de papel húmeda por las tapas de los frascos. Coloca las tapas en los frascos y ajústalas.

  10. 10

    Procesa los frascos con agua hirviendo en una envasadora durante seis minutos. Retira los frascos de la envasadora con pinzas y colócalos sobre una toalla de cocina limpia. Deja que se enfríen completamente antes de guardarlos.

Consejos y advertencias

  • Usa diferentes combinaciones de cítricos para hacer sabores distintos de mermelada.
  • Ponte en contacto con la oficina de extensiones cooperativas para obtener información gratuita sobre el envasado en casa, e incluso recetas.
  • Si dejas demasiada corteza blanca en las cáscaras o en las frutas, la mermelada quedará amarga.
  • Si cocinas de más, el producto terminado tendrá una consistencia gomosa.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles