Cómo preparar tus propios bizcochos KFC

Escrito por karie lapham fay | Traducido por iliana koster
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar tus propios bizcochos KFC
Prepara tus propios bizcochos para chuparte los dedos. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

Imagina el sabor, textura, aroma de un bizcocho de Kentucky Fried Chicken. El bizcocho tradicional de suero de leche de KFC, nada más. Tan ligero, esponjado y lleno de húmedo sabor, sólo de pensarlo se te antoja conseguir algunos. Pero no tienes que esperar a que sean horas de operación del local o contar con que tengan algunos disponibles. No tienes que pagar los precios en aumento para disfrutar el sabor que adoras. En su lugar, elabóralos tu misma. Omite su bizcocho sureño, que aparece en la lista de "Recetas del Coronel" de la página web KFC, y prepáralo de la verdadera receta secreta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Charola para galletas o molde para hornear
  • Aceite en aerosol o mantequilla
  • Bol grande
  • 5 tazas de mezcla para hornear
  • Barra de mantequilla o 1/2 taza de manteca para hornear
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 a 3 cucharaditas de azúcar
  • Tenedor, cuchara o cortador de masa (raspa)
  • Huevo
  • 1/2 taza de agua mineralizada
  • 3/4 taza de suero de leche, o 3/4 de taza de leche con 1 cucharadita de jugo de limón o vinagre
  • Papel encerado (opcional)
  • 1/4 a 1/2 taza de harina o mezcla para hornear
  • Rodillo (opcional)
  • Cortador de galletas, o taza o vaso redondo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca tu parrilla en el centro del horno para un horneado uniforme. Precalienta el horno a 450 grados F (232 grados C).

    Cómo preparar tus propios bizcochos KFC
    Aprende a preparar los bizcochos tipo KFC y sorprende a tu familia. (Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images)
  2. 2

    Rocía la charola o molde para hornear con una capa ligera de aceite en aerosol. Como alternativa, extiende una ligera capa de mantequilla en el fondo del molde para engrasarlo. Usar el aerosol reduce el contenido de grasa, pero el sabor de mantequilla mejora el de los bizcochos.

  3. 3

    Mide cuatro tazas de mezcla para hornear en un bol grande. Agrega una barra de mantequilla en el bol o sustituye por 1/2 taza de manteca vegetal sabor mantequilla. La mantequilla dará un sabor más acertado, pero la manteca vegetal funciona en caso de apuro. En cualquier caso, usa mantequilla o manteca firme en lugar de derretida.

  4. 4

    Agrega una cucharadita de sal sobre la mezcla. Añade 1 a 3 cucharadas de azúcar. El azúcar es opcional, algunas personas prefieren un sabor ligeramente dulce en el bizcocho, otras lo prefieren sin este. Un bizcocho dulce funciona perfectamente para recetas como tartaletas de fresa.

  5. 5

    Corta la mantequilla en la mezcla, usando el tenedor, cuchara o cortador de masa. Continua extendiendo la mantequilla en la mezcla de harina hasta que se formen pequeños bultos quizá del tamaño de guisantes. Esto asegura que la manteca y otros ingredientes se distribuyan uniformemente en toda la masa del bizcocho.

  6. 6

    Forma un pozo, como el centro del un volcán, en el centro de mezcla de harina y mantequilla. Rompe un huevo en un bol pequeño y bátelo ligeramente con un tenedor. Agrega el huevo batido en el centro del pozo.

  7. 7

    Agrega 1/4 de taza de agua mineral -también conocida como agua carbonatada o gaseosa- a la mezcla del bizcocho. El contenido carbónico crea burbujas de gas en harinas y masas, que ayuda a crear un producto ligero y esponjoso. Este es el ingrediente secreto en muchas recetas, incluyendo los bizcochos tipo KFC.

  8. 8

    Vierte 3/4 taza de suero de leche al bol conteniendo la mezcla para hornear y otros ingredientes. Si no tienes suero de leche, prueba combinar leche y aproximadamente una cucharadita de jugo de limón o vinagre en un bol pequeño. Mezcla la leche, que aparecerá cortada, y luego combínala con los otros ingredientes. Aunque sabe ligeramente diferente al suero de leche, es un sustituto común.

  9. 9

    Toma el bol y empieza a combinar los ingredientes, usando tus manos, como si fuera barro para modelar. Agrega hasta 1 taza adicional de mezcla para hornear según se requiera para crear una masa suave, más bien seca. Trata de hacer que la masa de bizcocho forme una bola. Evita trabajar de más la masa; algunos golpes serán suficientes, pero amasar la masa repetidamente creará una masa dura de masa y finalmente, bizcochos duros.

    Cómo preparar tus propios bizcochos KFC
    Esta receta es tan sencilla que hasta los principiantes pueden prepararlos. (James Woodson/Photodisc/Getty Images)
  10. 10

    Limpia todo exceso de masa de tus manos pero no te las laves. Limpiar tus manos hará que la masa se pegue más mientras la trabajas. Sumerge tus manos en un poco de harina o mezcla para hornear extra para evitar la viscosidad.

  11. 11

    Extiende una generosa cantidad de mezcla para hornear o harina sobre una cubierta limpia o trozo de papel encerado para preparar un área para trabajar la masa de bizcocho y cortarla. Usa aproximadamente 1/4 a 1/2 taza, la idea es evitar una cubierta pegajosa, no agregar más mezcla para hornear.

  12. 12

    Voltea la bola de masa en tu área de trabajo. Empuja o usa el rodillo ligeramente sobre la masa hasta que tenga un grueso de aproximadamente 3/4 pulgada (1,9 cm). Agrega harina o mezcla para hornear, recógela de la cubierta, según la trabajes para evitar que la masa se pegue a tus manos o al rodillo.

  13. 13

    Escarcha la orilla de un vaso, taza o cortador de galletas en harina para eliminar cualquier adherencia a la superficie. Repite periódicamente mientras trabajas; una clave para evitar que la masa se pegue es enharinar todas las superficies generosamente con las que entra en contacto.

  14. 14

    Corta los bizcochos de la masa colocando el vaso -o cualquier cortador- con la boca hacia abajo sobre la masa. Usa una presión firme, continúa hacia abajo para penetrar la masa y despegar el bizcocho del remanente. Evita girar el cortador mientras trabajas para evitar orillas de apariencia irregular y problemas con la fermentación de los bizcochos.

  15. 15

    Transfiere cada bizcocho a tu charola de galletas o molde engrasado. Coloca ligeramente separadas, o permite que se toquen para crear uno ligeramente más suave y húmedo. Hornea aproximadamente 12 minutos o hasta que adquieran un color dorado, ajustando el tiempo de horneado según se requiera.

Consejos y advertencias

  • La mezcla para hornear funciona tan bien porque contiene la perfecta proporción de harina, agente de fermentación y grasa, proporcionando una esponjosidad que no es sencilla de duplicar para los cocineros menos experimentados. Para elaborar 5 tazas de mezcla para hornear casera, combina 4,75 tazas de harina con 2 a 3 cucharaditas de sal (ajusta según consideraciones dietéticas y de sabor), y 6 cucharaditas de polvo de hornear. Corta 1/3 de taza de manteca vegetal, continuando hasta que la mezcla parezca polvo grueso.
  • Agrega mantequilla a los bizcochos, ya sea arriba o en el centro, mientras están calientes para darles un rico toque de mantequilla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles