¿Quiénes eran los "Colonos"?

Escrito por cheyenne cartwright | Traducido por tere colín
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Quiénes eran los "Colonos"?
De acuerdo con los requisitos establecidos en la Ley de Colonos de 1862 las personas pudieron solicitar la propiedad de tierras. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los colonos fueron personas que presentaron reclamos de terrenos no urbanizados en el oeste de los Estados Unidos, de conformidad con las disposiciones de la Ley de Colonización de 1862. Estos tuvieron que cumplir con ciertos requisitos, pero al final, pudieron recibir títulos gratuitos y legales para sus tierras.

Otras personas están leyendo

Ley de Colonos

De acuerdo con los Archivos Nacionales, la aprobación de la Ley de Colonos (Homestead Act) puso fin a una larga lucha, para crear una legislación que ofreciera tierra libre a los colonos en los territorios occidentales. Antes de la aprobación, los propietarios de la industria en el Norte y los residentes de los estados esclavistas del Sur se habían opuesto a una legislación similar. Los primeros estaban preocupados de que sus trabajadores abandonaran sus puestos de trabajo para dirigirse hacia el oeste, mientras que a los sureños les preocupaba que los ciudadanos de los nuevos estados del oeste, se opusieran a la expansión de la esclavitud en esos lugares.

Sin embargo, después de que los estados del sur abandonaron la Unión, la cuestión de la esclavitud se convirtió en un asunto discutible. El Congreso aprobó la Ley de Colonos en 1862, el presidente Abraham Lincoln la firmó el 20 de mayo y entró en vigencia el 1 de enero de 1863.

Reclamo de tierras

Para adquirir tierras en el marco de la Ley de Colonos, el solicitante debía ser un ciudadano o estar en trámites para convertirse en uno de los Estados Unidos, y no haber luchado nunca contra el gobierno. El futuro colono tenía que presentar una solicitud, mejorar la propiedad y luego solicitar un título de ésta.

Las subvenciones fueron por 160 acres (64,75 hectáreas) de propiedad. El granjero tenía que construir un edificio de 12 por 14 y cultivar la tierra, viviendo en ella durante cinco años. Entonces éste podría reclamar la propiedad, demostrando que había cumplido los requisitos. Los trabajadores de la Oficina de Tierras Públicas en Washington, D.C., atendían las peticiones y determinaban si el solicitante había cumplido con los pedidos.

Los colonos también podían adquirir tierras, viviendo en ellas durante seis meses, haciendo mejoras modestas y pagando al gobierno US$1.25 por cada acre (4046,85 m²). Si habían servido en el ejército, los soldados de la Unión podían restar la cantidad de tiempo que sirvieron desde que fueron reclutados, para vivir en la propiedad.

Estafas de tierra

Hubo formas de burlar la ley y reclamar más tierra de la que las personas tenían derecho, o hacerlo sin haber cumplido los requisitos. Uno de los problemas que de inmediato se hizo evidente fue que la Ley de Colonos no especificaba si la construcción que el granjero tenía que construir debía ser de 12 por 14 pies (3,66 por 4,27 m), o de 12 por 14 pulgadas (0,3 m por 0,36 m). Algunos especuladores de tierras se aprovecharon de este descuido.

Otras personas registraron la tierra bajo nombres falsos o compraron las de colonos que habían abandonado sus reclamos. La Oficina General de Tierras fue saturada por una montaña de solicitudes, así que era relativamente fácil sobornar a un empleado federal mal pagado para falsificar documentos.

Retos ambientales

El agua y los árboles que podían ser cortados para combustible y materiales de construcción eran escasos, y el viento soplaba casi constantemente; los inviernos eran largos y brutalmente fríos, con nevadas frecuentes, y las hordas de insectos se comían los cultivos. La adjudicación de acres no era suficiente para mantener a un granjero y a su familia en este entorno. Muchos colonos morían de hambre y tuvieron que abandonar las tierras antes de que lograran satisfacer los requisitos de sus solicitudes.

Cambios monumentales

Muchos colonos rebasaban los cinco años y reclamaban sus tierras. Ellos ayudaron a establecer ciudades, escuelas e iglesias.

La Oficina General de Tierras procesó más de 1,6 millones de solicitudes de colonos en 1934. Los Archivos Nacionales señalan que gracias a la Ley de Colonos, éstos adquirieron aproximadamente el 10% de todas las tierras de Estados Unidos. En 1976, la Ley de Colonos fue derogada en por lo menos 48 de los estados, pero las solicitudes presentadas en Alaska disfrutaron de una prórroga de 10 años.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles