Cómo quitar rayas y abolladuras de la puerta de un refrigerador

Escrito por bonnie conrad | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo quitar rayas y abolladuras de la puerta de un refrigerador
Los golpes en las puertas del refrigerador pueden afear su apariencia. (Ryan McVay/Photodisc/Getty Images)

El refrigerador está ubicado en uno de los lugares con más movimiento de la casa. Este intenso tráfico peatonal en la zona puede llevar a que se formen abolladuras y rayones en las puertas, y estas imperfecciones pueden afear la apariencia de tu electrodoméstico. Si actúas rápidamente, puedes reparar esos defectos usando cosas que tengas en tu casa.

Otras personas están leyendo

Diferencias de temperatura

Crear un cambio repentino en la temperatura a menudo es suficiente para borrar pequeñas abolladuras y rayones en refrigeradores y otros electrodomésticos. Comienza enchufando un secador de cabello en el enchufe más cercano a la parte abollada. Enciende el secador configurando el calor al máximo y dirigiendo el chorro de aire hacia el panel del refrigerador, calentándolo lo más que sea posible. Una vez que el área abollada está caliente, toma una lata de aire comprimido y sosténla a unas 6 pulgadas (15 cm) de la superficie. Rocía la superficie por unos 30 segundos, o hasta que veas la abolladura desaparecer.

Succión de abolladuras

Si tienes una abolladura en la puerta de tu refrigerador, puedes usar el mismo tipo de herramienta de succión que se usa en los coches. Sé cuidadoso al aplicar la sopapa a la puerta, ya que podrías rayar o dañar la superficie. Luego de que la taza de succión esté firmemente aplicada en el lugar, tira de ella ligeramente, ejerciendo sólo la presión suficiente para aflojar la abolladura y hacerla nivelar con la superficie. Si la abolladura no se soluciona de inmediato, aumenta un poco la presión hasta que puedas eliminarla.

Hielo seco

Puedes reparar una abolladura en el refrigerador usando nada más que hielo seco. El hielo seco está ampliamente disponible en tiendas y en Internet, y sólo cuesta unos pocos dólares la libra (al momento de esta publicación). La desventaja es que tendrás que usar guantes para proteger tus manos del frío extremo del hielo seco. Para quitar la abolladura, simplemente sostén un trozo de hielo seco contra la puerta del refrigerador por algunos segundos a la vez y luego retíralo. Repite el proceso hasta que la abolladura ya no sea visible.

Revisa la superficie a menudo

No importa qué método utilices para deshacerte de las abolladuras de la puerta de tu refrigerador: siempre obtendrás mejores resultados si los daños son pequeños. Una vez que las abolladuras se vuelven grandes, pueden ser extremadamente difíciles de quitar o disimular adecuadamente. En este punto, tu única opción puede ser reemplazar el panel de la puerta. Vigila las puertas de tu refrigerador para notar cualquier cambio, rayadura o abolladura para poder mantenerlo siempre luciendo como nuevo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles