Cómo recalentar la pizza en el horno

Escrito por robert vaux | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recalentar la pizza en el horno
La pizza recalentada se convierte en un sabroso almuerzo al día siguiente. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los restos de pizza son prácticamente sagrados, recalentar esos trozos el día después que la ordenaste se convierten en un almuerzo casual y sabroso. Pero, calentar la pizza en el microondas puede ser desastroso, porque generalmente se convierte en una rebanada húmeda y sin sabor. Calentarla en el horno es preferible, pero si no tomas las precauciones adecuadas, el resultado también puede ser un desastre. Los expertos en pizza recomiendan que si vas a usar el horno, utilices una piedra para hornear o un papel de pergamino. Cualquiera de las dos cosas mantiene a la pizza crocante e permiten que su sabor no cambie.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una piedra para pizza
  • Agarraderas
  • Una espátula
  • Papel pergamino absorbente
  • Una bandeja para hornear

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Usando una piedra para pizza

  1. 1

    Pon la pizza sobre la piedra en la mitad del estante del horno. Calienta a una temperatura de 400° F (205° C) y espera que el horno tome calor.

  2. 2

    Pon la pizza sobre la piedra y cierra el horno. Asegúrate de que las porciones de pizza no sobresalgan o el queso va a chorrear y ensuciará el piso del horno.

  3. 3

    Espera unos 5 a 10 minutos, dependiendo de lo frío que estén los restos de pizza. Cuando el queso esté haciendo burbujas, apaga el horno y saca la piedra con las agarraderas. Corta la pizza con una espátula y sírvela en un plato para disfrutarla.

    Usando una bandeja para hornear

  1. 1

    Calienta el horno a una temperatura de 400° F (205° C).

  2. 2

    Coloca una lámina de papel pergamino absorbente, que sea lo suficientemente grande como para contener los restos de pizza, sobre la bandeja de metal. Entonces, coloca la pizza sobre él y métela al horno.

  3. 3

    Déjala en el horno por unos 5 a 10 minutos, dependiendo de lo frío que estén los restos. El papel absorberá la humedad de la corteza de la pizza, dejándola crocante y fresca.

  4. 4

    Saca la bandeja del horno con las agarraderas y sirve en platos. Tira el papel que usaste y disfruta tu pizza.

Consejos y advertencias

  • Si tienes parmesano fresco o un queso similar en casa, ponlo sobre los restos de pizza antes de ponerlos en el horno. Les dará un sabor fresco que puede ser que hayan perdido. También le puedes agregar ajo picado, orégano o especias similares.
  • La piedra para pizza y la bandeja de hornear estarán muy callientes. Ten cuidado cuando las saques del horno para no quemarte los dedos y espera a que se enfríen antes de volver a manipularlas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles