Una receta casera de champú para el cabello seco y dañado

Escrito por kittie mccoy | Traducido por beatriz sánchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una receta casera de champú para el cabello seco y dañado
Rejuvenece el cabello seco y dañado con una receta de champú hidratante. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El cabello seco y dañado requiere un cuidado especial para evitar que los daños provoquen rotura, y eso es algo con lo que ninguna chica quiere enfrentarse. Aunque lavar tu cabello con frecuencia con champúes comprados en la tienda puede sonar como un cuidado adecuado, puede provocar aún más daños. Muchos champús contienen productos químicos que eliminan el aceite de tu pelo, que es estupendo para esas grasientas raíces, pero es lo último que quieres si tu cabello ya está reseco. En lugar de esperar lo mejor de un producto preparado para ser utilizado, prueba a crear tu propio champú casero para que sepas exactamente lo que pones en tu cabeza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1/4 de taza de jabón líquido de castilla
  • Una botella de 16 onzas (454 ml)
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 2 cucharadas de aceite
  • 2 o 3 gotas de aceite esencial
  • Glicerina vegetal pura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte 1/4 de taza de jabón líquido de castilla en una botella de 16 onzas (454 ml) o más.

  2. 2

    Añade 2 cucharadas de gel de aloe vera en la botella.

  3. 3

    Vierte 2 cucharadas de aceite en la botella. Puedes utilizar aceite de almendras, oliva, aguacate, verduras, coco o emú. El tipo de aceite que utilices afectará la esencia y viscosidad de tu champú casero, así que puede que quieras experimentar con distintos tipos de aceite hasta que encuentres el mejor para ti.

  4. 4

    Añade 2 o 3 gotas de cualquier aceite esencial a la botella para darle fragancia. Esto te permite personalizar la esencia de tu champú casero.

  5. 5

    Cierra la botella y agítala vigorosamente hasta que todos los ingredientes estén mezclados.

  6. 6

    Añade glicerina vegetal pura, una cucharada cada vez, hasta que estés satisfecha con la consistencia de tu champú. Agita bien la botella después de añadir cada cucharada para evitar añadir demasiado. La cantidad de glicerina que necesitas para conseguir la textura de un champú estándar dependerá del tipo de aceite utilizado.

Consejos y advertencias

  • El aceite de coco es sólido a temperatura ambiente. Esto puede hacer que tu champú esté duro si lo guardas en un lugar fresco. Elimina este problema dejando caer agua caliente sobre la parte exterior de la botella de champú justo antes de utilizarlo. El agua calentará el aceite de coco y lo devolverá a su estado líquido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles