Cómo redecorar una casa pequeña con amarillo y azul

Escrito por buffy naillon Google | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo redecorar una casa pequeña con amarillo y azul
Pintar una pared destacada en azul ayuda a llevar la atención dentro de la habitación. (Digital Vision./Digital Vision/Getty Images)

Las casas pequeñas ofrecen el encanto de la vida campestre a un bajo precio. Sin embargo, también tienen inconvenientes (destacan entre ellos sus limitaciones de espacio). Pero este no tiene por qué ser el caso. Elegir los colores adecuados para una casa pequeña, junto con los accesorios decorativos correctos, te permite resaltar los puntos fuertes de la casa mientras minimizas las debilidades. Esto incluye los colores vibrantes como el amarillo y el azul, abriendo para ti una variedad de posibilidades decorativas.

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pintura y suministros
  • Cuadros
  • Espejos
  • Una pantalla en espejo
  • Una alfombra
  • Mobiliario
  • Almohadones
  • Accesorios decorativos

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Pinta una pared destacada en la zona del salón. Esta servirá como punto focal para guiar la atención dentro del espacio y del esquema decorativo. Para hacer esto, pinta una pared de uno de tus colores, como azul cobalto. Pinta las paredes de alrededor del color de contraste, quizás un amarillo mantequilla. Cuelga cuadros en la pared con los marcos del color opuesto.

  2. 2

    Abre el espacio colgando espejos en tu pared principal. Los espejos grandes reflejan la luz, lo que hace que el espacio luzca más grande. También reflejarán los colores de la habitación, subrayando tu combinación de amarillo y azul. Una pantalla de espejo también sirve para el mismo propósito, pero a mayor escala. Asegúrate de que los artículos no capten la luz solar directa.

  3. 3

    Elige una pieza que sirva de anclaje, como una alfombra amarilla. Coloca ésta frente a la pared destacada. Flanquéala con un sofá azul que mire a la pared y rodeálo con sillas.

  4. 4

    Une el resto de la casa con el esquema de color introduciendo ribetes. Por ejemplo, si has pintado tus puertas de azul, pinta el ribete de amarillo. Pinta el interior de una estantería integrada azul de amarillo. Une las zonas del primer piso y la planta baja pintando los rieles y las partes superiores de los escalones (rodaduras) de azul, y la balaustrada y los frontales de escalones (elevaciones) de amarillo.

  5. 5

    Introduce interés visual usando estampados. Por ejemplo, compra almohadones para tu sofá que tengan diseños como cachemir, rayas o cuadros. Asegúrate de que estos artículos incluyen tus colores comunes azul y amarillo. Este principio funciona con cualquier estampado que introduzcas en tu espacio pequeño, incluyendo la tapicería del mobiliario. Dicho esto, asegúrate de tener mayoritariamente colores lisos en estos artículos, porque los patrones rompen el espacio. Esto es contraproducente para tus esfuerzos decorativos de hacer que la casa parezca un poco más grande.

  6. 6

    Acentúa la casa con objetos, como ramos de flores grandes llenos de brotes amarillos, cerámica de colores, una colección de platos "blue willow" y lámparas con pantallas de color. Elige estos con el esquema de color de tu casa en mente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles