Cómo hacer una selva en un frasco

Escrito por angela neal Google | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una selva en un frasco
Conserva una mini jungla en tu casa haciendo un terrario en un frasco. (Ryan McVay/Lifesize/Getty Images)

Los terrarios son una forma de llevar el verde de la naturaleza a tu casa en un ambiente controlado. Si quieres una decoración viva atractiva en tu casa, trata de hacer tu propia selva en un frasco. Debes usar las plantas adecuadas que puedan vivir dentro de un contenedor pequeño por una larga cantidad de tiempo y mantener un tamaño pequeño. Si sigues los pasos correctos y usas los materiales específicos, puedes tener tu propia mini jungla casera.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Frasco con tapa
  • Arena
  • Carbón activado
  • Musgo de esfagno
  • Tierra para macetas
  • Tenedor
  • Pinza
  • Plantas en miniatura
  • Botella con rociador
  • Animales de juguete en miniatura

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Vierte arena en la base de un frasco grande y limpio hasta formar una capa pareja de 1 pulgada (2,5 cm) de espesor para formar la capa de drenaje. Agrega de a 1/4 pulgada (0,5 cm) de carbón activado sobre la arena para evitar el crecimiento de bacterias en el suelo. Coloca una capa fina de musgo de esfagno sobre el carbón para evitar que la tierra se filtre por el carbón y la arena.

  2. 2

    Vierte tierra para macetas negra en el frasco con cuidado para no mover las capas de abajo, y emparéjala rastrillándola con un tenedor. Necesitas alrededor de 1 a 2 pulgadas (2,5 a 5 cm) de tierra. Humedece la tierra pero no la empapes. Usa el extremo romo del tenedor para hacer hendiduras en la tierra para poner las plantas.

  3. 3

    Con cuidado toma las bases de plantas pequeñas cerca de las partes superiores de las raíces con una pinza larga y colócalas en las hendiduras de la tierra. Presiona la tierra alrededor de la base con el extremo de la pinza o el extremo romo del tenedor. Dispón las plantas de modo que las más largas queden detrás de las más cortas para que todas se vean. Rocía las plantas con una bruma fina de una botella con rociador para regarlas.

  4. 4

    Toma un pequeño animal de juguete con el extremo de la pinza y colócalo parado en algún lugar de la mini jungla. Si usas más de un animal de juguete, asegúrate de que estén proporcionados. Por ejemplo, trata de que no haya una rana más grande que un tigre.

  5. 5

    Tapa el frasco y coloca el terrario expuesto a luz indirecta, no a la luz del sol directa ni en una habitación oscura. Ya que el frasco está cerrado, el calor hará que la humedad se condense y caiga como la lluvia en una selva real. Deberás dar a tus plantas una bruma de la botella rociadora una vez a la semana y dejar el frasco destapado durante algunas horas por semana para que se aireé y evitar la formación de moho.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles