Cómo sustituir el azúcar por néctar de agave

Escrito por athena hessong Google
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Mucha gente quiere evitar el azúcar por razones personales y la sustituye por fuentes más naturales que no han sido tan refinadas. La miel y el néctar de agave son dos edulcorantes populares que pueden usarse en lugar del azúcar, aunque la miel se hace a través de la apicultura y algunos veganos quieren evitarla también. A otras personas simplemente no les gusta su sabor. El néctar de agave es la respuesta ya que tiene un sabor ligero que no se superpondrá a otros sabores de un plato. Esto significa que puedes sustituirlo exitosamente por la miel o el azúcar en tus comidas. Al ser líquido, puede que no sea un cambio parejo con el azúcar, por lo que deberás leer la información a continuación para saber cómo tener éxito en las recetas sustituyendo el azúcar por néctar de agave.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Examina tu receta para anotar la cantidad de azúcar blanca y morena y los líquidos que necesitarás, como leche, agua o jugo. Además, encuentra la temperatura a la que se cocinará el plato.

  2. 2

    Precalienta el horno a 25 grados F por debajo de la temperatura de la receta. El néctar de agave se dora más rápidamente que el azúcar. Si no bajas la temperatura, la comida se dorará muy rápido y quedará cocida en el exterior y cruda por dentro.

  3. 3

    Agrega la cantidad de azúcar necesaria para la receta y multiplícala por 2/3. Por ejemplo, si tu receta requiere 1/2 taza de azúcar blanca y 1/2 de azúcar morena, súmalos para obtener 1 taza de azúcar en total. Multiplica este número por 2/3 para obtener la cantidad necesaria de 2/3 de taza de néctar de agave. Por cada taza de azúcar en tu receta, usarás 2/3 de taza de agave.

  4. 4

    Reduce la cantidad de total de líquidos en tu receta a 2 cucharadas por cada taza de azúcar que reemplaces con 2/3 de néctar de agave. Esto significa que si tu receta sólo lleva 1/2 taza de azúcar, la reemplazarás con 1/3 de taza de agave y una cucharada menos de líquido.

  5. 5

    Hornea el plato en el horno, pero incrementa el tiempo de cocción al 6% a 25 grados F menos de lo que la receta requiere. Por ejemplo, si tu receta dice que hornees una torta por 60 minutos a 350 grados F, la hornearás a 325 grados F por 64 minutos.

Consejos y advertencias

  • Mide primero el aceite o huevos en la taza medidora y, luego coloca el néctar de agave. La grasa recubrirá el interior de la taza medidora y hará que el agave resbale hacia el exterior una vez que lo hayas medido. Esto también sirve para el jarabe y la miel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles