Tres maneras en que la polaridad de las moléculas del agua afectan su comportamiento

Escrito por kwan keat ang | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tres maneras en que la polaridad de las moléculas del agua afectan su comportamiento
La polaridad de las moléculas del agua le dan la habilidad para disolver muchas sustancias, dándole al agua su apodo de solvente universal. (Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

Todos los organismos vivientes dependen del agua. Las características del agua hacen que sea una sustancia única. La polaridad de las moléculas puede explicar por qué existen ciertas características del agua, tal como su capacidad para disolver otras sustancias, su densidad y los fuertes lazos que mantienen las moléculas unidas. Estas características no solo mantienen la vida a través de los procesos bioquímicos, sino que también crean los ambientes propicios que sustentan la vida.

Otras personas están leyendo

Polaridad

Una molécula de agua consiste en un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno. El oxígeno tiene una electronegatividad muy alta, lo que significa que tiene una afinidad muy alta con los electrones. El oxígeno en las moléculas de agua tira de los electrones de los átomos de hidrógeno cerca de él, creando dos polos en la molécula, en donde el extremo de hidrógeno es parcialmente positivo y el extremo de oxígeno es parcialmente negativo.

Disolver otras sustancias

La polaridad del agua le da la capacidad de disolver otras sustancias. El cloruro de sodio o sal de mesa es un ejemplo de una sustancia que se disuelve en agua y está compuesta de iones de sodio y cloruro. Los extremos de carga positiva de las moléculas del agua son atraídos por los iones de cloruro negativos, y los extremos de carga negativa de las moléculas de agua son atraídos por los iones de sodio cargados positivamente. Cuando la sal se sumerge en agua, las moléculas del agua rodean los iones y los separan, haciendo que la sal se disuelva.

Densidad al congelarse

El hielo flota en el agua porque es menos denso que el agua. Sin embargo, el hielo es agua, y no hay diferencia entre las dos sustancias. Este fenómeno puede explicarse por la polaridad del agua. Cuando el hielo se congela, las moléculas de agua se extienden hasta donde les es posible, pero se mantienen firmemente unidas por los enlaces de hidrógeno. El agua se expande cuando se congela, pero todavía está compuesta por el mismo número de moléculas, lo que disminuye su densidad permitiendo que flote en el agua.

Propiedades físicas

Los enlaces de hidrógeno que mantienen juntas las moléculas del agua en su forma líquida y sólida dan a la sustancia un punto elevado de ebullición y de congelación y una tensión superficial fuerte. Debido a que las moléculas de agua se mantienen tan firmemente juntas, se necesita una gran cantidad de calor para que el agua hierva. Además, cuando llenas de agua la parte superior de una botella, puedes ver que una parte del agua cuelga de la parte superior de la botella debido a que las moléculas se adhieren entre sí.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles