Ventajas y desventajas de los techos de poca pendiente

Escrito por jessica kolifrath | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ventajas y desventajas de los techos de poca pendiente
Los techos de poca pendiente son utilizados en todo el mundo. (Goodshoot/Goodshoot/Getty Images)

La pendiente de un techo alienta a que el agua fluya fuera de la estructura en lugar de juntarse en un punto bajo y causar la pudrición en la estructura. Un techo con poca o ninguna inclinación utiliza otros métodos para favorecer un drenaje adecuado. Ofrecen ventajas especiales, pero sólo para las construcciones diseñadas para funcionar con este tipo de techo.

Otras personas están leyendo

Desventaja: Materiales ilimitados

Los techos de poca pendiente cambian el modo en que el agua fluye fuera de la estructura. Los muy inclinados no dejan reposar el agua, por lo que las tejas de asfalto y otros materiales que se superponen funcionan bien. En un techo con una inclinación más baja, el agua se estanca entre estos materiales. Las tejas no se pueden usar en techos con una pendiente inferior a los 8,5 grados, según la Asociación de Constructores de Tejas de Asfalto de Canadá. Sólo los laminados para techos funcionan en los techos muy poco inclinados planos.

Ventaja: Mejora de la calefacción y la refrigeración

Un techo muy inclinado crea un espacio extra en la estructura. Todo el espacio debajo del techo se llena de aire, cambiando la forma en que funcionan los sistemas de calefacción y refrigeración. Un techo de poca pendiente limita el exceso de aire y hace que una estructura se mantenga confortable más fácilmente durante toda la temporada, de acuerdo a RAM Buildings. Dependiendo de la pendiente, el limitado desván todavía tiene lugar para el almacenamiento o canalización.

Ventaja: Requisitos de mantenimiento

Dado que el agua y el hielo se asientan en la superficie de un techo de poca pendiente mucho más que en uno con una inclinación marcada, los materiales para techos reciben más desgaste, lo que aumenta los requisitos de mantenimiento y los costes asociados a la vida útil de la estructura, advierte Schluter Roofing. Si se utilizan materiales laminados para techos, estos necesitarán limpieza y resellado anual. Sin embargo, los techos de poca pendiente hacen que el mantenimiento sea más fácil, porque caminar en ellos es más fácil. El riesgo de resbalar y caerse es mucho menor que en un techo inclinado.

Ventaja: Los costos de instalación

Un techo de poca pendiente o plano requiere menos material para su construcción, lo que reduce el coste total de la instalación, dice RAM Buildings. Incluso si eliges un material de techo más caro que las tejas que utilizan los techos inclinados, los costos menores de mano de obra para este tipo de techos compensa el costo. La estructura es más fácil de construir porque los soportes se instalan desde los lados de la construcción sin que los trabajadores tengan que levantar grandes puntales. Extender y sellar los materiales del techo también lleva menos tiempo que instalar las tejas individualmente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles