Viejos, pero buenos: la revolución del estilo salvamento

Escrito por jaime guillet | Traducido por lucia g. cejas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

La recuperación de materiales de construcción agrega carácter y ahorra dinero

Viejos, pero buenos: la revolución del estilo salvamento
Recuperar las ventanas de los edificios antiguos, como sucede en la actualidad en el barrio francés de Nueva Orleans, añade singularidad a tu casa. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un cliente reconstruyó su casa desde los cimientos ahorrando US$ 60.000 en la construcción con materiales reutilizados casi en el 50 por ciento de la obra.

— Andrea Gauvin, EcoBuilding Bargains

Cuando Mark González compró la ruina de 150 años de antigüedad, junto a su residencia en el barrio de Bywater de Nueva Orleans, él sabía que era una casa que necesitaba reparaciones. La propiedad había estado deshabitada durante más de una década y estaba en pésimas condiciones. Muchos de sus amigos dijeron que simplemente la demoliera y reconstruyera desde cero. Sin embargo, mientras González caminaba a través de la estructura, obtuvo una profunda admiración por la calidad y la estética de sus materiales, algunos de los cuales habían resistido admirablemente la prueba del tiempo. Por ejemplo, encima de la chimenea había un ciprés de 80 años de edad, que el dueño anterior había reposicionado usando un pedazo de madera contrachapada más nueva coloca detrás de él. Las termitas se habían comido madera, pero el ciprés se mantuvo incólume.

Motivación: Carácter

"Se empieza a desarrollar una apreciación real de los materiales utilizados hace 100 años", dijo González. "Hay dimensiones de (salvar) la madera que no puedes conseguir más".

González, un abogado que se describe como "una rata", que es "realmente inmerso en ahorrar las cosas", dijo que reconocía que la casa le dio carácter al barrio.

"Empecé a comprender que la forma en que la casa se veía era parte de la forma en que la comunidad se veía y parte de la forma en que la comunidad se sentía", dijo González. "No es una construcción de 1970".

Con esta perspectiva en mente, González se convirtió en un cliente habitual de Project Green, de Nueva Orleans; un mercado de materiales de construcción recuperados y salvados. González compró tantos elementos utilizados para su renovación como pudo, incluyendo molduras, ventanas, pisos y cornisas de pan de jengibre para la elaboración de puertas y ventanas.

Motivación: Costo

El director ejecutivo de Green Project, Phyllis Jordan, dice que muchos de sus clientes optan por suministros rescatados basándose en sensibilidades similares. La mayoría de sus compradores tienen sobre todo una motivación: el ahorro de dinero.

A nivel nacional, los precios en el mercado de los materiales de construcción recuperados están en cualquier lugar entre el 25 al 75 por ciento menos que los nuevos. En muchos casos, los propietarios pueden encontrar un artículo viejo, hecho de un material superior por el mismo precio que pagaría por uno nuevo hecho de un material inferior.

"Las puertas son un buen ejemplo", dijo Jordan. "Puedes ir a una ferretería y conseguir una nueva puerta de muy buena calidad, pero te va a costar, o puedes encontrar una puerta de muy buena calidad en un mercado de reutilizados o recuperados por casi el mismo precio que pagarías por una nueva puerta de menor calidad en esa misma tienda".

EcoBuilding Bargains en Springfield, Massachusetts, es una organización no lucrativa que revende los materiales de construcción recuperados, y ha visto a los clientes ahorrar mucho dinero mediante la renovación de esta manera, dijo Andrea Gauvin, portavoz de la organización.

"Uno de nuestros clientes que reconstruyó su casa desde los cimientos ahorró US$ 60.000 en la construcción con materiales reutilizados casi en el 50 por ciento de la misma", dijo Gauvin.

A lo largo de la desaceleración de la construcción de edificio nuevos que acompaña a la recesión que comenzó a fines de 2007, Gauvin dijo que ha visto a la gente más centrada en los proyectos de renovación y en completar proyectos. "Los propietarios son más conscientes de los materiales que vienen y son más conocedores de los precios", dijo "muchas personas están eligiendo de esta manera para la remodelación, con materiales reutilizados".

Al establecer el precio de venta de un artículo, EcoBuilding Bargains mira el valor de mercado del elemento. Reduce los precios a un 50 por ciento si se ven como nuevos. Los elementos que no se ven evidentemente como nuevos se pueden reducir hasta en un 75 por ciento.

"Hemos vendido enormes bolsas de basura de aislamiento de fibra de vidrio recuperada por US$ 5", dijo Gauvin. Los pisos de madera de un antiguo estudio de baile se vendieron por US$ 1 por pie cuadrado.

Estos años de recesión ayudaron a ampliar el número de vendedores que ofrecen materiales de construcción rescatados y recuperados en todo el país, dijo Anne Nicklin, directora ejecutiva de la Asociación de Materiales de Construcción Reutilizables, con sede en Chicago; una de las organizaciones más grandes de esta industria.

Nicklin señaló que BMRA creció significativamente entre 2007 y el verano de 2011, expandiendo los mercados anteriormente limitados (incluyendo Montana y Texas) a una membresía de alrededor de 3.700 empresas.

"El precio y la calidad de los materiales, así como un mayor interés en la construcción sostenible, es lo que está ayudando al interés", dijo.

Qué es lo que está disponible

Gauvin dijo que la mayoría de los materiales de construcción recuperados por EcoBuilding Bargains varían en edades comprendidas entre 10 y 20 años, aunque se hayan vendido puertas producidas en el siglo XVIII y madera del siglo XVII.

Tiendas como Green Project y EcoBuilding Bargains inspeccionan los materiales (donado de deconstrucciones) para una robustez y eficiencia energética, y para garantizar que cumplen con las normas estatales. Aún así, fomentan a los propietarios a hacer sus tareas cuando se inicia una renovación. Hacen hincapié en la importancia de ser consciente de las reglas del municipio para la construcción con problemas de código, tales como inodoros de poco flujo o la pintura con plomo. Jordan recomendó que cualquier cosa respecto a la seguridad eléctrica es algo que debe ser comprado nuevo.

Las mejores compras van desde accesorios, gabinetes y pisos para bañeras de hidromasaje y artículos de estilo específico para una determinada época.

"Se requiere una clase especial de consumidores para encontrar valor en una vasija de aguacate verde de la década de 1970", dijo Gauvin, "pero es mágico ver esa conexión".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles