Cómo hacer vino casero con levadura de pan

Escrito por james t wood Google | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer vino casero con levadura de pan
El vino casero se puede fermentar con levadura de pan. (low view of a wine glass with wine and grapes and napkin image by David Smith from Fotolia.com)

La levadura de pan y la levadura del vino están relacionadas, pero son distintas. Al igual que las rosas rojas y las rosas amarillas, provienen de la misma familia, pero se cultivan con características distintas. La levadura del pan se cultiva por su habilidad de producir mucho gas para levar el pan y lograr que tenga una textura ligera. La levadura del vino produce mucho alcohol y es fácil de filtrar del vino una vez que finaliza la fermentación. Sin embargo, ambas pueden producir vino, aunque la levadura de pan puede producir uno algo más turbio y con menor contenido alcohólico.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 jarro de cerámica de 2 galones (7,5 l)
  • Una cuchara de madera larga
  • Un sello para el jarro (envoltorio plástico y una banda elástica)
  • 3 libras (1,3 kg) de uvas negras o rojas
  • 3 libras (1,3 kg) de azúcar granulada
  • 1 cucharada de levadura seca activa
  • 3 cucharadas de trigo integral
  • 5,5 pintas (2,25 l) de agua purificada
  • Un cucharón
  • Un embudo
  • Frascos de vidrio de 1 litro con tapa
  • Tela para queso
  • Olla de dos galones (7,5 l)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia el jarro de cerámica para matar todas las bacterias. Usa un jabón antibacterial y agua caliente. Enjuágalo por completo. Limpia las uvas enjuagándolas varias veces. Descarta cualquier uva podrida o rota, bichos, suciedad o partículas. Limpia el trigo enjuagándolo varias veces en agua. Deja que las uvas y el trigo se sequen por completo.

  2. 2

    Coloca suficientes uvas en el jarro como para cubrir el fondo. Aplasta las uvas con la cuchara de madera para hacer estallar la piel de cada una de ellas. Una vez que has roto todas las uvas, añade más y aplástalas hasta haber finalizado con toda la fruta. Vierte el agua sobre las uvas rotas.

  3. 3

    Vierte la levadura en una taza con 4 onzas (120 ml) de agua tibia (a 100°F o 40°C). Añade una cucharada de azúcar y mezcla por completo hasta disolver. Espera 5 minutos, hasta que la levadura comience a producir burbujas si se activa (si no se activa, descarta la muestra e intenta de nuevo, asegurándote de que el agua no esté muy caliente). Vierte la mezcla de levadura activa en el jarro.

  4. 4

    Añade el trigo y 1,5 libras (675 gramos) de azúcar al jarro, mezclando bien. Sella el jarro de cerámica de manera hermética. Colócalo en un lugar fresco, seco y oscuro, en donde pueda reposar por seis semanas.

  5. 5

    Abre el jarro a diario y revuelve el contenido durante las primeras tres semanas. Usa una cuchara limpia y seca cada vez. Vuelve a sellar cuidadosamente el jarro cada vez que mezclas.

  6. 6

    Filtra el vino a través de la tela para queso sobre la olla. Vacía todo el líquido, y luego estruja las uvas para extraerles el líquido. Raspa los restos del material en el fondo del jarro y presiónalos sobre la tela para queso para extraer el líquido. Vierte el líquido filtrado nuevamente en un jarro cerámico y añade el resto del azúcar. Mezcla y vuelve a sellar el jarro, volviéndolo a colocar en el lugar fresco, oscuro y seco.

  7. 7

    Espera tres semanas antes de quitar el jarro. No perturbes o abras el jarro durante este tiempo. Quita el vino de la parte superior del recipiente con un cucharón, ya que los sedimentos se habrán asentado en el fondo. Vierte el vino en los frascos de vidrio con el cucharón y el embudo. Sella los jarros de forma hermética.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles