DESCUBRIR
×
Loading ...

Los 11 mejores vegetales para asar a la parrilla

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Introducción

Puedes asar a la parrilla casi cualquier vegetal; cuando tengas la parrilla lista para la carne o filetes de pescado, puedes añadirle al asado unos pimientos y champiñones portobello para hacer toda una comida sin tener que ensuciar un solo plato.

NA/PhotoObjects.net/Getty Images

Maíz

Coloca el maíz en la parrilla con la cáscara; luego de 15 o 20 minutos tendrás granos perfectamente dorados. Dales vuelta ocasionalmente cuando los cocines con un fuego directo. Si algunos granos están carbonizados pero la mayoría se encuentra ligeramente marrones, entonces habrás hecho un trabajo correcto. Si decides pelar el maíz, cocínalo la mitad del tiempo.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Calabacín

Corta el calabacín a lo largo, en trozos de media pulgada. Úntalo de aceite, cocínalo con el fuego directo y ya estará; tendrás calabacines tiernos y dorados. Esta verdura es excelente para cortar en discos y ensartarla en brochetas.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Espárragos

Simplemente corta los extremos y embadúrnalo de aceite antes de colocar los espárragos en la parrilla. Cocina los tallos al fuego directo de 6 a 12 minutos, dependiendo del grosor de éstos. Deberás ser capaz de poder introducir la punta del cuchillo en la parte inferior.

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Hongos

Los hongos pequeños deben colocarse en brochetas; pero los más grandes, como los portobello, pueden colocarse directamente sobre la parrilla (no olvides de antes untarlos con aceite). Cocínalos en el fuego directo durante 15 o 20 minutos, o hasta que se encuentren dorados y tiernos.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Pimientos

Los pimientos hacen que las brochetas o pinchos se vean coloridas, y también son maravillosos para asarlos por sí solos. Córtalos a la mitad, quítales las semillas del interior y cocínalos a fuego directo durante 10 a 15 minutos. La piel deberá quedar de color oscuro y con ampollas.

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Cebollas

Puedes pelar las cebollas y cortarlas en rodajas, o puedes cortarlas en dos, sin pelar, justo por la raíz. Decidas lo que decidas, úntalas de aceite y cocínalas a fuego directo, dándoles vuelta una sola vez. Estarán listas en aproximadamente 15 minutos, cuando ya se encuentren bien doradas.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Tomates

Compra tomates que no estén del todo maduros. De esta manera, cuando los pongas en la parrilla, no se desbaratarán. Puedes cortarlos en rodajas, a la mitad o ponerlos sobre una brocheta.

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Papas

Antes de colocar las papas sobre la parrilla deberás cocerlas en agua salada. Una vez que estén tiernas, córtalas, empápalas en aceite y ponlas en el fuego. Puedes asarlas con fuego directo (durante 15 a 20 minutos) o sobre fuego indirecto (dándolas vuelta algunas veces; tardarán de 20 a 25 minutos).

Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images

Alcachofas

Si tienes una alcachofa entera, quita el tallo y córtala a la mitad antes de cocinarla en agua salada. Las más pequeñas y el corazón de la alcachofa pueden colocarse en brochetas. Empápalas con aceite y cocínalas a fuego directo durante 10 minutos.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

Calabaza de invierno

Los distintos tipos de calabaza van bien sobre el calor indirecto. Luego de pelarlas y quitarles las semillas, córtalas en rodajas o cubos y ponlas sobre fuego indirecto, dándoles vuelta, cada cierto tiempo, durante 20 a 25 minutos. Cuando estén casi listas, puedes colocarlas sobre el fuego directo para darles un bonito acabado dorado.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Berenjena

Corta en rodajas o en cubos la berenjena antes de empaparla con aceite y colocarla sobre el fuego directo. Puedes elegir si la quieres pelar o si deseas no hacerlo. Dependiendo del grosor de las rodajas o los cubos, puede demorar de 5 a 20 minutos en alcanzar la suficiente terneza.