Cómo activar la levadura seca

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Cuando utilizas levadura seca activa en recetas para hacer pan es importante activar o "probar" la levadura antes de usarla. Esto te permite a la levadura, que es un organismo vivo, que se desarrolle y crezca antes de su incorporación en el pan. La levadura activa es esencial para que el pan aumente de tamaño. La activación de la levadura sólo te llevará unos minutos y te permitirá saber si la levadura está activa y el pan se levantará. La levadura vieja no crecerá, y en consecuencia el pan tampoco.

Paso 1

Mide la cantidad de agua que te pide en la receta o en la etiqueta de la levadura en una taza para medir líquidos. El agua debe estar tibia. La levadura se activa mejor en agua que está entre los 90° y 110° F (32° y 43° C), por lo que el agua debe estar caliente, pero no tanto que te queme.

Paso 2

Añade una pizca de azúcar granulada y revuelve con una cuchara hasta que se disuelva por completo.

Paso 3

Espolvorea la levadura activa seca sobre la superficie del agua. Incorpora la levadura agitando vigorosamente. La levadura se debe disolver, volviéndose de gránulos de levadura a una textura pastosa semi-disuelta.

Paso 4

Cubre el recipiente con papel plástico y deja reposar por unos 10 minutos. Cuando la levadura se haya convertido en burbujas y/o espuma, está activa y lista para su uso en la receta de pan.

Más reciente

×